Otras fiestas polémicas con animales
Manuel Miro

Otras fiestas polémicas con animales

Desde toros con fuego en las astas hasta persecución de patos por el agua

Actualizado: Guardar
Enviar noticia por correo electrónico

Desde toros con fuego en las astas hasta persecución de patos por el agua

123456
  1. La pava de Cazalilla (Jaén)

    Manuel Miro

    Pese a estar prohibido, la pava de Cazalilla (Jaén) volvió a ser lanzada desde el campanario de la iglesia de Santa María de la Magdalena en la fiesta de San Blas el año pasado, según denunció a ABC la Asociación Protección y Bienestar Animal.

  2. Toro enmaromado (Benavente y Astudillo)

    abc

    A primera vista podría parecer un encierro más. Sin embargo, la particularidad del «toro enmaromado» es que no se le «suelta» para realizar su recorrido por las calles. Y es que va atado por las astas con una cuerda o maroma a la que se agarran cientos de personas y a partir de la cual se le va conduciendo. Y al concluir el acto, el animal es sacrificado en el matadero. Este festejo está muy arraigado en la localidad zamorana de Benavente y también en Astudillo (Palencia).

  3. Suelta de Patos en el Puerto de Sagunto (Valencia)

    mikel ponce

    Dentro del programa de actos de las Fiestas Patronales del Puerto de Sagunto, en Valencia, el 15 de agosto se celebra la tradicional suelta de patos. Se trata de un lanzamiento masivo de patos al mar en la que los participantes recogen a los animales desde el agua. Los participantes deben inscribirse y reciben una nota informativa en la que se especificaba cómo coger a los patos para no provocarles ningún daño o lesión. Ni del cuello, ni de las patas o alas para evitar luxaciones.

  4. Los «correbous» más allá de las corridas (Tarragona, Cataluña)

    abc

    La fiesta de los «correbous» (corretoros, en traducción del catalán) fue blindada por el Parlament de Cataluña después de prohibir la corrida de toros en 2012. Este festejo, que se celebra sobre todo en pueblos de Tarragona, consiste en poner un artilugio en los cuernos del astado, donde se colocan unas bolas ardiendo para luego soltarlo por las calles. Los toros de fuego o embolados es una costumbre típica de las llamadas tierras del Ebro. En concreto, se celebra en 26 localidades catalanas.

  5. «Bous a la Mar» (Dénia, Alicante)

    efe

    La ciudad costera de Dénia, Alicante, fusiona su estrecha relación con el mar y su devoción por los festejos taurinos a través de los conocidos «bous a la mar» o «toros a la mar», declarados Fiesta de Interés Turístico Nacional. Los festejos se desarrollan en un recinto cerrado por tres de sus lados, ya que el cuarto es el propio litoral portuario, donde se congregan los mozos para correr por el borde hasta que el toro o vaca, y muchos de ellos, caen al agua.

  6. Colgado del cuello de un ganso (Lekeitio, Vizkaya)

    afp

    La celebración de los gansos tiene lugar en el marco de las fiestas de San Antolines en la localidad vizcaína de Lekeitio. En el puerto de la ciudad se fija una cuerda que cruza de extremo a extremo la bahía. En el centro de la misma cuelgan por las patas un ganso muerto untado de grasa. La competición consiste en que los miembros de cada equipo permanezca el máximo tiempo posible colgado del cuello del animal, mientras que la cuerda que sujeta al ganso es sumergida en el mar y posteriormente alzada.