Mnifestantes por la educación frente al Parlamento de Baleares, el pasado año
Mnifestantes por la educación frente al Parlamento de Baleares, el pasado año - efe

Discreto seguimiento de la huelga de profesores convocada en Mallorca y en Formentera

El nuevo paro ha tenido una repercusión mucho menor que las protestas celebradas en el pasado curso, ya que más de la mitad de los maestros han optado por dar clases

Actualizado:

Los centros públicos y concertados de Infantil, Primaria y Secundaria de Mallorca y de Formentera han vuelto a vivir este lunes una jornada de huelga, si bien con un seguimento más discreto que en ocasiones anteriores. Por lo que respecta a los maestros de Ibiza y de Menorca, habían rechazado días atrás sumarse a este paro. Como había ocurrido ya en huelgas anteriores, con esta nueva protesta laAsamblea de Docentes y los sindicatos STEI y UGThan querido expresar su rechazo a las políticas educativas del Ejecutivo autonómico, que preside el popular José Ramón Bauzá.

Una parte del profesorado rechaza los recortes habidos en esta legislatura en la Consejería de Educación, que dirige Joana Maria Camps, y también la aplicación del decreto de Tratamiento Integrado de Lenguas (TIL), iniciativa que se puso en marcha el curso pasado. El TIL supone la implantación progresiva de un sistema de enseñanza trilingüe en los colegios, con el inglés como tercera lengua, y representa en la práctica el fin de la inmersión lingüística en catalán.

Las cifras ofrecidas este lunes en relación al seguimiento de la huelga han sido divergentes. La Asamblea de Docentes calcula que han apoyado el paro un 55 por cien de los maestros de Mallorca y un 35 por cien de los de Formentera. Por su parte, la Consejería de Educación ha rebajado esos porcentajes, que en la educación pública ha situado en el 19,2 por cien en Mallorca y en el 21,6 por cien en Formentera.

Coincidiendo con la celebración de esta jornada reivindicativa, ha tenido lugar una concentración de unos 1.500 maestros ante el Consulado del Mar, sede del Ejecutivo autonómico. Los asistentes a esta protesta han pedido la dimisión de Bauzá y de Camps.

El portavoz de la Asamblea de Docentes, Iñaki Aicart, ha acusado a la Consejería de Educación de no querer entrar «de ninguna de las maneras» en una negociación «honesta con toda la comunidad educativa». Por su parte, el secretario autonómico de Educación, Guillem Estarellas, ha afirmado que «este gobierno en todo momento ha dialogado y ha llegado a pactos con los sindicatos para la mejora de las situaciones laborales de los profesores».

El momento álgido de la pugna iniciada hace algo más de un año entre una parte de los docentes del Archipiélago y Camps se vivió con la huelga de profesores que se desarrolló entre el 16 de septiembre y el 4 de octubre del pasado año en los centros escolares de las Islas. Fue en esas fechas cuando empezaron a hacerse populares en toda España las camisetas verdes reivindicativas que desde entonces han portado muchos maestros, con el lema «Llamamiento para una educación pública de calidad».

Además, coincidiendo con aquella huelga, el 29 de septiembre del pasado año hubo una multitudinaria manifestación en Palma, en la que más de 80.000 personas reclamaron la retirada del TIL. Con posterioridad, el pasado 12 de abril tuvo lugar la autodenominada Marcha por la Educación, que recorrió distintos municipios de Mallorca y en la que participaron unas 7.000 personas