La moda de prenderse fuego se cobra su primera víctima mortal

El adolescente, de 15 años y estadounidense, falleció porque no pudo superar las quemaduras que le ocasionaron las llamas.

REDACCIÓN
Actualizado:

Un adolescente de 15 años ha perdido la vida en Estados Unidos practicando el llamado 'fire challenge'. Se trata de la primera víctima mortal a causa del desafío del fuego, una nueva y estridente versión del 'legado de Tibu' en el que los jóvenes se rocían el cuerpo con alcohol u otro líquido inflamable y se prenden fuego para después sofocarlas con agua o un extintor. El joven falleció el pasado 26 de julio porque no pudo superar las quemaduras que le ocasionaron las llamas.

Más informaciónA que me prendo fuego, desafíos tontos que acaban en tragediasPrenderse fuego, la última moda yanqui de YouTube

Se trata de la nueva moda con la que miles de adolescentes yanquis están salpicando plataformas como YouTube, Twitter o Vine bajo el 'hashtag' #firechallenge. Ya aventuró en su momento Andy Warhol que en un futuro todos tendrían sus quince minutos de fama. Quién iba a decirle que algunos cometerían la osadía de poner la piel en el asador a cambio de unos minutos de popularidad que, en el mejor de los casos, solo le puede valer un color tostado que le dure durante unas semanas.

Métodos alternativos

Si uno dedica unos minutos de su vida a buscar en Twitter o Vine el hashtag #firechallenge, podrá descubrir métodos alternativos en esta tendencia: jóvenes regándose de aerosol antes de prenderse fuego a diversas áreas del cuerpo, innovando al atreverse con la zona genital o el pelo.

No obstante, los vídeos pocas veces muestran qué ocurre después del reto. Es decir, las lesiones ocasionadas por echarse algo inflamable sobre el cuerpo, darle caña al mechero y luego esperar que con un poco de agua, todo se acabe.