El oso comenzó a manifestar problemas mentales hace dos años, cuando murió la hembra que le acompañaba - youtube

¿Es este el animal más triste del mundo?

Este oso, llamado Arturo, muestra un comportamiento anormal motivado por el estrés. Las altas temperaturas del refugio de cemento donde vive pueden estar relacionadas

Actualizado:

Arturo es un oso polar que lleva veinte años viviendo en el zoo de Mendoza, Argentina. Las cosas empeoraron cuando Pelusa, que así se llamaba su compañera, murió hace dos años. Desde entonces, el oso muestra un comportamiento anormal, según el « Daily Mail», que podría estar relacionado con algún trastorno mental o un estado de «depresión».

Confinado en un refugio de cemento, con temperaturas de hasta 40 grados centígrados y una piscina de agua de solo 50 centímetros de profundidad, el oso balancea su cabeza, enseña los dientes cuando se tumba y se arrastra por el suelo y se mece de un lado a otro.

Algunos activistas por los derechos de los animales piden que se le lleve a mejores instalaciones y algunos famosos, como la cantante Cher, ya se han quejado a través de Twitter por el trato que se le ha dispensado al animal.

Hace cinco meses, ya se le intentó trasladar al zoo de Winnipeg, Canadá, pero el equipo médico desaconsejó mover al animal en un viaje de dos días para «evitar un gran error», según el «Sunday People». De momento, Greenpeace ha reunido 160.000 firmas en una campaña para llevar a Arturo a Canadá.