El nuevo catecismo oficial afirma que ser hombre o mujer «no se elige, es un don»
El portavoz de la Conferencia Episcopal Española, José María Gil Tamayo en la presentación del nuevo catecismo oficial - de san bernardo

El nuevo catecismo oficial afirma que ser hombre o mujer «no se elige, es un don»

La Conferencia Episcopal Española presenta un nuevo documento oficial para la formación de jóvenes en la fe

Actualizado:

«Hemos sido queridos por Dios como hombre o mujer, una llamada que debemos aceptar y llenar personalmente de sentido». Así lo recoge el nuevo catecismo oficial «Testigos del Señor», presentado este miércoles por la Conferencia Episcopal Española, que constituye «un documento especial de transmision de la fe para aquellos que se inician en el proceso», según afirmó José María Gil Tamayo, secretario general y portavoz de la CEE.

Entre los cinco apartados en los que está dividido el catecismo, se dice: «Algunos dicen erróneamente que cada uno puede optar o elegir la orientación sexual independientemente del cuerpo con el que se ha nacido. Pero la identidad sexual no se elige, es un don que se recibe. No somos creadores de nosotros mismos. Dios es el único Creador».

Según el texto presentado por los obispos, «la Biblia nos muestra que Dios ha creado a la persona humana», para lo que cita al Génesis: «varón y mujer los creó». «Ambos -continúa- poseen la misma dignidad y son imagen de Dios». Según explica el catecismo, la diferencia sexual indica que el hombre y la mujer están hechos el uno para el otro, para vivir la comunión de personas y la complementariedad sexual. Juntos están llamados a transimtir la vida humana, formando en el matrimonio una sola carne (Gén 2,24)».

El nuevo catecismo, con 332 páginas y 114 imágenes, y elaborado a lo largo de cuatro años de trabajo con la contribución de más de 109.000 catequistas, «se adapta a la pedagogía actual complementándose con la enseñanza religiosa en los colegios», explicó Gil Tamayo.

Además, la CEE editará una guía para comprender la catequesis y no renuncia a tener «un libro de la fe más amplio, un gran catecismo para adultos» como adelantó Amadeo Rodríguez Magro, Presidente de la Subcomisión Episcopal de Catequesis.

Recientemente, el Vaticano presentó una consulta preparatoria de cara al Sínodo de la Familía que tendrá lugar en octubre de este año en la que se apunta a «una Iglesia más acogedora con todas las personas en situación familiar irregular, como parejas de hecho, homosexuales, divorciados o madres solteras».