Pensar en las consecuencias a largo plazo de una decisión favorece el autocontrol
Pensar en las consecuencias a largo plazo de una decisión favorece el autocontrol - abc

Pensar a largo plazo ayuda a tomar decisiones más sabias y evitar las tentaciones

Un estudio demuestra que el autocontrol se puede potenciar si contextualizamos los efectos de nuestras decisiones en el tiempo

Actualizado:

Pensar a largo plazo puede hacer que las personas tomen decisiones más sabias al potenciar el autocontrol y evitar las tentaciones, según ha mostrado una investigación llevada a cabo por científicos de las universidades de Stanford y Pensilvania (Estados Unidos), tras valorar el autocontrol de 182 voluntarios.

Para llevar a cabo el estudio, publicado en la revista « PNAS», los expertos realizaron diferentes preguntas a los participantes como, por ejemplo: «¿Preferiría recibir cinco dólares hoy u ocho en 45 días?, ¿cinco dólares hoy y cero en 45 días?, ¿o cero dólares hoy y ocho en 45 días?».

De esta forma, los resultados han desvelado que renunciar a una recompensa inmediata, en detrimento de otra mejor en el futuro, no requiere una fuerza adicional de voluntad si no, por el contrario, una formulación adecuada de las opciones que hay.

«Tenemos una tendencia natural a valorar más los beneficios inmediatos. Así, cuando nos apetece mucho comprar algo nos centramos en el placer que nos proporciona la acción y excluimos los costes a largo plazo», explica a Sinc Samuel McClure, uno de los autores del trabajo e investigador en la Universidad de Standford.

Los científicos confirmaron que la pregunta más larga, pero más explícita, provocó que un mayor número de participantes escogiera la recompensa más tardía, pero más valiosa, y no la más inmediata.

Finalmente, en una etapa posterior del análisis, los expertos midieron la actividad cerebral, mediante la imagen por resonancia magnética funcional, de 23 participantes que habían actuado de forma similar durante la primera fase. En esta ocasión, los investigadores observaron que el hecho de elegir el mejor y más lejano premio no se asociaba a una mayor activación de las regiones cerebrales relacionadas con la fuerza de voluntad.

«Vincular el futuro al presente podría facilitar decisiones más sabias. Esperamos que nuestros hallazgos inspiren a investigadores, clínicos y responsables políticos», concluyen los expertos.