Pierde un dedo en una «rave» y sigue de fiesta
INSTAGRAM

Pierde un dedo en una «rave» y sigue de fiesta

Intentó arrancar una alarma de incendios y continuó bailando durante media hora más pese al intenso dolor

ABC
Actualizado:

Nada iba a arruinarle la noche de fiesta a Josh, ni siquiera una amputación. Un adolescente británico de 16 años permaneció bailando en una «rave» ilegal en el londinense barrio de Croydon tras perder accidentalmente un dedo de la mano mientras intentaba arrancar una alarma de incendios. Pese al intenso dolor, el joven consideró que había pagado mucho dinero y apenas había disfrutado del festejo, por lo que decidió seguir bailando «hasta no poder más».

En una entrevista con Vice citada por The Independent, el joven explica que bajó a la pista a bailar y en ese momento sonó la alarma de incendios. Para evitar que el ruido provocara que los vecinos llamaran a la policía, el joven intentó arrancarla con la mala fortuna de que su dedo se quedó atrapado. Cuando quiso sacar el dedo de la «trampa», se lo amputó. «Me miré la mano y el dedo meñique se había ido mientras el hueso sobresalía. Es una sensación muy extraña, un segundo estoy bien y el dedo meñique está ahí, y al segundo siguiente se ha ido», explica Josh al diario asegurando también que estaba sobrio en el momento del suceso.

Pero lejos de acudir urgentemente al hospital, decidió arrancarse la camiseta, enrrollársela al dedo apretando fuerte y seguir bailando durante media hora más. «Mi mentalidad era, 'solo llevo una hora aquí, he pagado diez libras por esta noche, he perdido mi dedo pequeño: ¿en serio me voy a ir? Seguiré bailando hasta que no pueda bailar más'. Después, mi colega me llevó al hospital», cuenta Josh.

Ya en el centro médico, el londinense subió una foto a Instagram para relatar su hazaña, donde se podía ver su mano vendada y sujetando un cigarrillo. Según le explicaron sus amigos, «un grupo de fumetas encontró mi dedo y estuvieron jugando con él».