Israel da el primer paso para legalizar la eutanasia activa

Aprueba un proyecto de ley que autoriza a los médicos a prescribir medicamentos que pongan fin a la vida de un paciente

ep
Actualizado:

Israel ha dado un paso más para legalizar la eutanasia. El proyecto de ley que autoriza a los médicos a prescribir medicamentos que pongan fin a la vida de un paciente sin que ello tenga repercusiones legales ha sido aprobado por mayoría en la Comisión Legislativa Ministerial del Gobierno israelí este domingo, según ha informado la publicación « The Jerusalem Post».

A pesar de su rápida aprobación en la Comisión, podría ser difícil su aprobación en la Kneset o Parlamento israelí debido a la oposición de la derecha y los partidos ultraortodoxos. La iniciativa es una propuesta del diputado Ofer Shelah, del partido centrista Yesh Atid.

Shelah ha defendido que un paciente que se considera «terminal» de acuerdo a la ley del Comité Público liderado por el profesor Avraham Steinberg, podría recibir la prescripción de un medicamento que le podría matar de forma indolora.

«Le daríamos el control sobre su vida sin que el doctor tema ninguna consecuencia legal por la muerte del paciente», ha dicho Shelah, que ha recalcado que el medicamento ha de ser prescrito en «una etapa en la que el dolor y el sufrimiento sean insoportables».

«Este es un problema con el que la sociedad debe enfrentarse. Se ha incrementado la necesidad de proponer este proyecto de ley así como ha crecido la expectativa de vida y se ha mejorado la tecnología que mantiene con vida a los pacientes», ha explicado Shelah. «Esta ley pondrá a Israel a la cabeza de los países liberales», ha añadido.

En busca de consenso

El neurólogo Avinoam Reches, del Hospital Universitario Hadassah en Jerusalem, que ha tratado a muchos pacientes terminales de enfermedades e incapacidades severas, ha afirmado que personalmente apoya el proyecto de ley. «Permitiría que muchos israelíes que han tenido que ir al extranjero para terminar sus vidas, se queden en Israel con sus familiares», ha dicho.

«El comité ético es neutral con respecto al proyecto», ha afirmado Reches, que también es director de la Asociación Médico-Ética de Israel. «Porque en estas cuestiones de importancia, tiene que haber un consenso para que podamos manifestar nuestra posición», ha continuado.

«Es una cuestión de la esfera política. Nadie estará forzado a hacerlo. Si alguien religioso no quiere tomar los medicamentos, estará bien, pero no tiene el derecho de mandar sobre los demás», ha asegurado Reches cuando se le ha preguntado por la posibilidad de que se apruebe el proyecto de ley y ha recordado que una ley similar existe en el estado de Oregón en Estados Unidos desde 1998 y que sólo se han prescrito entre 100 y 120 medicamentos letales.