Cómo salvar el curso en los últimos días ante de los exámenes
Estudiantes en la biblioteca municipal de Córdoba - VALERIO MERINO
EDUCACIÓN

Cómo salvar el curso en los últimos días ante de los exámenes

El pedagogo Gerardo Castillo aboga por «desmitificar el atracón» final y centrarse en «los temas mal comprendidos y los nucleares». Cree mejor estudiar por la mañana que trasnochar

Actualizado:

Si no se ha estudiado durante el curso, será difícil que un alumno pueda sacar adelante una asignatura con un «atracón» final en una sola semana. Sin embargo, sí hay algunas técnicas que se pueden emplear para tratar de exprimir lo mejor posible los últimas días antes de someterse a los exámenes de junio. El doctor en Pedagogía y subdirector del Departamento de Educación de la Universidad de Navarra, Gerardo Castillo, apunta algunas recomendaciones, al tiempo que desaconseja otras prácticas.

-¿Cómo puede un alumno mejorar su rendimiento en los exámenes de junio a una semana vista del examen?

-Hay que desmitificar la supuesta eficacia de un autoengaño muy conocido y practicado: el «atracón». Y peor todavía fiarlo todo a esa única carta. La experiencia, bien fundamentada, dice que algo se aprende de verdad cuando se hace de forma espaciada (es falso que se aprenda inglés en quince días). En el estudio masivo suele estar ausente la reflexión, lo que perjudica tanto la comprensión de la materia como su recuerdo.

Con ello no descarto la eficacia de otro tipo de recursos de última hora. Por ejemplo, centrar el estudio en una selección de cuestiones; normalmente serán aquellas en las que ha insistido más el profesor a lo largo del curso, tanto con sus explicaciones como con sus preguntas. Para estas cuestiones suele ser útil el trabajo en equipos integrados tanto por alumnos que saben poco como por los que saben mucho. Es una experiencia de solidaridad.

-En lugar de repasar todo el temario, por tanto, ¿conviene concentrarse solo en aquellos aspectos que se nos han «atragantado»?

-¿Repaso total en una semana? No parece realista -salvo que el estudiante disponga de buenos esquemas realizados en su día por el mismo, ya que permiten un repaso mucho más rápido-. Esta técnica de estudio suele ser la más valorada por todo tipo de estudiantes. Es aconsejable centrarse en los temas mal comprendidos y en los nucleares.

-¿Se debe estudiar más en la fase final del curso o es mejor mantener la misma intensidad que durante el año?

-En el estudio, como en el deporte, cuenta mucho la regularidad y la constancia. Hay que estudiar con intensidad cada lección (cada partido) y cada día. Pero el hábito de estudio diario no elimina la necesidad de un sprint final, para competir sobre todo con uno mismo.

-¿Es preferible levantarse temprano para estudiar, hacerlo por la noche o no alterar el horario habitual?

-Eso es algo muy personal. De todos modos, cuando la sesión de estudio es muy prolongada me parece preferible realizarla temprano, debido a que tanto el cuerpo como la mente están en mejores condiciones para rendir.

-¿Algún consejo sobre alimentación, formas de ocio (deporte, quedar con los amigos…), etc.?

-Ni excesos de comida ni pasar hambre. Reservar algún tiempo para el «ocio noble», ya que el otro perjudica mucho el estudio, entre otras cosas.

-¿Hay algún truco especial en la forma de estudiar durante esta fase final del curso?

-Estudiar en una biblioteca.