Coca-Cola y Pepsi retiran bajo presiones  un ingrediente químico de sus bebidas
Powerade, una de las bebidas que contienen BVO - afp

Coca-Cola y Pepsi retiran bajo presiones un ingrediente químico de sus bebidas

La medida afecta a refrescos como Fanta, Powerade o Gatorade

Actualizado:

Lo contienen bebidas como Fanta, Powerade y Mountain Dew —productos de Coca-Cola— y también lo contenía Gatorade —de Pepsi— en algunos países. Se trata de un polémico ingrediente: el aceite vegetal bromado (BVO, siglas en inglés), que según diversos estudios deja residuos en la grasa corporal, en el cerebro, el hígado y otros órganos. Se trata de un componente usado habitualmente como producto químico retardante... del fuego. Ahora Coca-Cola ha anunciado que lo retirará de todas sus bebidas, después de que Pepsi hiciese lo mismo el año pasado.

Así, este ingrediente se eliminará en EE.UU., Canadá y Latinoamérica, donde sí está permitido, mientras que en la Unión Europea y Japón no hará falta porque su uso ya estaba prohibido por las autoridades. Según ha explicado Coca-Cola, usaba el BVO para mejorar la estabilidad de sus bebidas y evitar que ciertos ingredientes se descompongan.

La decisión de las dos grandes compañías llega después de que hace más de un año, una joven estadounidense, Sarah Kavanagh, buscara información sobre los ingredientes de Gatorade, el refresco que estaba tomando. Cuando investigó, encontró diversos estudios, entre ellos uno de la revista «Scientific American», en el que explicaba que el BVO estaba «bajo un intenso escrutinio porque las investigaciones muestran que se está acumulando en el cuerpo de las personas, incluyendo la leche materna» y que se habían encontrado «vínculos con un desarrollo neurológico deteriorado, reducción de la fertilidad, el inicio temprano de la pubertad y la alteración de las hormonas tiroideas».

La petición en la plataforma prosperó, y aunque primero fue Pepsi la que tomó la decisión, su principal competidora también ha decidido sumarse a la medida, aunque no sin antes reiterar que todas sus bebidas son seguras y cumplen con las normas de los países en que son vendidas.

Según el comunicado, la compañía espera retirar el polémico ingrediente de todas sus bebidas en los próximos meses y lo sustituirá por acetato isobutirato de sacarosa y por éster de glicerol de madera de rosina, ingredientes presentes en las bebidas durante los últimos años, así como en chicles.