Preocupación por el abandono de 370 niños por traficantes de inmigrantes en México

La Comisión Interamericana de Derechos Humanos ha denunciado esta preocupante situación

efe
Actualizado:

Alrededor de 370 niños y adolescentes fueron abandonados en marzo por parte de traficantes de inmigrantes en México cuando intentaban llevarlos desde países centroamericanos a Estados Unidos según ha denunciado la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH), , organismo independiente de la Organización de Estados Americanos (OEA), con sede en Washington.

Esta organización ha hecho público un comunicado en el que explica que «estos niños y adolescentes fueron encontrados por agentes del Instituto Nacional de Migración (INM) en lugares peligrosos y de difícil acceso en 14 estados de México».

La mayoría de esos niños son de Guatemala, Honduras y El Salvador y fueron abandonados por los traficantes de inmigrantes que los estaban trasladando a Estados Unidos a través de México, después de haber recibido sumas que oscilaban entre 3,000 y 5,000 dólares por cada uno de ellos, según el relato de la CIDH.

Cuando fueron encontrados, un gran número de los niños evidenciaban señales de deshidratación, fatiga extrema, lesiones en los pies y miedo por desconocer los lugares en los que se encontraban. De los 370, 163 no estaban acompañados.

«Nueve presuntos traficantes de migrantes relacionados con algunos de estos casos habrían sido identificados por la Policía Federal y puestos a la disposición de las autoridades competentes», según la CIDH.

Ante el aumento de la presencia de niños y adolescentes en los flujos migratorios, este organismo considera «imperativo» que el Estado mexicano implemente todas las medidas que sean necesarias para asegurar el respeto y garantía de sus derechos humanos.

«El Estado debe garantizar que no se vulnere el derecho a la libertad personal de estos niños, niñas y adolescentes en razón de su situación migratoria; se respeten y garanticen sus derechos, como la salud y la educación; su derecho a solicitar y recibir asilo, así como la protección del principio de no devolución en los casos que resulte aplicable», concluye el comunicado.