Curiosidades que no sabías sobre los sueños
Kain Kalju

Curiosidades que no sabías sobre los sueños

En color (casi siempre), con rostros conocidos y durante la tercera parte de nuestra vida. Así sueña el ser humano

Actualizado: Guardar
Enviar noticia por correo electrónico

En color (casi siempre), con rostros conocidos y durante la tercera parte de nuestra vida. Así sueña el ser humano

12345
  1. En color

    Kain Kalju

    La influencia de la televisión en el mundo de los sueños ha sido determinante. Resulta muy curioso cómo un aparato ajeno a las necesidades primarias del hombre establece unos patrones muy marcados en algo tan necesario como el descanso. Un estudio publicado en la revista American Psychological Association determina que Antes de la invención del televisor, la población reconocía soñar en colores, es decir, de la manera en la que ellos percibían la realidad. Sin embargo, con la llegada de las pequeñas pantallas a los hogares, el ser humano comenzó a teñir de blanco y negro sus sueños debido a la influencia de la televisión, que por aquél entonces sólo emitía en escala de grises. Posteriormente, y con la llegada del color a las casas, el arcoíris volvió al subconsciente.

  2. Con rostros conocidos

    mingote

    Aunque en sueños el ser humano sea capaz inventar que volar y bucear durante horas sin necesidad de oxígeno –algo totalmente alejado de sus capacidades físicas–, el cerebro no modela rostros desconocidos, sino que ve personas reales. Quedan muy lejos las caras sin sentido a lo «Picasso», que sólo tienen cabida en la imaginación despierta.

  3. Los ciegos sueñan

    Fragmento de la obra «Sueño de fuego», de Venancio Shinki
    Fragmento de la obra «Sueño de fuego», de Venancio Shinki - efe

    Pensar que las personas ciegas no sueñan o sueñan «en negro» es un error muy frecuente. Tanto los ciegos congénitos –es decir, de nacimiento– como los que padecen ceguera a raíz de una enfermedad o accidente sueñan. Aunque los que llegaron al mundo sin la capacidad visual desarrollada no puedan ver imágenes en sus ensoñaciones, sí que involucran en ellas otros sentidos: oído, tacto y olfato. Por su parte, las personas que perdieron la vista a lo largo de su vida sí recurren a imágenes durante sus sueños.

  4. El 90 por ciento se olvida

    abc

    ¿Cuántas veces nos hemos despertado en mitad de la noche con el sueño que acabamos de tener completamente nítido en la memoria y, tras volver a dormirnos y levantarnos, no recordamos nada? Si son pesadillas, no nos importa eliminar de los recuerdos esos sueños desagradables. La cosa cambia cuando el sueño nos resultaba placentero y tampoco conseguimos recuperarlo del olvido. Para bien o para mal, sólo recordamos el 10 por ciento de los sueños.

  5. 130.000 sueños en una vida

    abc

    Las personas se pasan una tercera parte de su vida durmiendo. El descanso es tan necesario para el ser humano como ingerir alimentos o respirar. Haciendo unos cálculos rápidos una persona con 70 primaveras a sus espaldas habrá pasado más de 20 años durmiendo, de los cuales unos 5 ó 6 habrán sido en la fase MOR del sueño –fase en la que se producen las ensoñaciones– y habrá tenido 130.000 sueños.