La comunidad sij pide no tener que llevar el casco por la dimensión de su turbante
Acto religioso de la comunidad Sij en Barcelona - ELENA CARRERAS

La comunidad sij pide no tener que llevar el casco por la dimensión de su turbante

La DGT no se plantea realizar una exención, de la que sí gozan en Reino Unido o Canadá, por motivos de seguridad

Actualizado:

Conducir una moto sin casco puede acarrear una multa de 200 euros, y no llevarlo es una de las principales causas de muerte en los motociclistas. Sin embargo, un elemento de seguridad tan básico es cuestionado por la comunidad de los sijs, que en España tienen su mayor asentamiento en Olot (Gerona).

El motivo de esta negativa es religioso. Todos los miembros de esta comunidad cubren su cabeza con una inmensa tela, puede llegar a ocupar los siete metros. Es un rasgo definitorio de esta comunidad desde hace más de 300 años, que utilizan para recogerse una melena que no pueden cortarse desde el momento de su bautismo. Ésta no es la única peculiaridad de los sijs, pues también tienen prohibido fumar y beber. El sijismo es la quinta religión organizada con más fieles del mundo, con más de 30 millones de seguidores.

La comunidad sij en España ha iniciado una campaña para solicitar al ayuntamiento de Olot y a la Dirección General de Tráfico (DGT) que trabajen en una exención legal para que no tengan que utilizar el casco. La DGT ha señalado que por el momento no contempla fijar ninguna excepción al respecto, pues solo el casco puede cumplir con los estándares de seguridad.

Los Sijs aseguran, no obstante, que su turbante puede llegar a pesar hasta un kilo, y por tanto amortiguar perfectamente los golpes. Ese es su argumento para quedar exentos del reglamento general de circulación de España, algo que ya sucede en la India, Reino Unido y Canadá.