Tres historias que inspiran para luchar por la vida
Emmanuelle Kelly, Lucía Lantero y María Belón

Tres historias que inspiran para luchar por la vida

Una estrella salida de un orfanato de Irak, una santanderina que dejó todo para rescatar a niños esclavos y la protagonista real de «Lo imposible», en el congreso Lo Que De Verdad Importa

Actualizado:

Una estrella salida de un orfanato de Irak, una santanderina que dejó todo para rescatar a niños esclavos y la protagonista real de «Lo imposible», en el congreso Lo Que De Verdad Importa

1234
  1. Ejemplos de superación, generosidad y espíritu positivo

    Emmanuelle Kelly, Lucía Lantero y María Belón

    No todos nos hemos encontrado de pronto en medio de un tsunami catastrófico que engullía miles de vidas a nuestro alrededor. Ni hemos sido rescatados de una infancia desgraciada en un orfanato en Irak para acabar triunfando en un programa de televisión. La mayoría tampoco nos hemos topado de bruces con la realidad de niños esclavizados en Haití y nos hemos quedado en la isla a montar una ONG que les dé una infancia mejor. Ni una bomba terrorista nos ha arrebatado nuestras piernas y hemos seguido adelante hasta ver realizados nuestros sueños.

    Pero María Belón, Emmanuelle Kelly, Lucía Lantero, Irene Villa sí han pasado por ellas, han luchado en la vida, cada uno de una manera, y hoy tienen una historia inspiradora que poder contar a los demás. Los testimonios de superación, generosidad y espíritu positivo que ofrecen estas cuatro personas se escucharán este miércoles en Madrid, en la séptima edición del congreso de jóvenes Lo Que De Verdad Importa (LQDVI).

    Experiencias extremas

    Ayer, tres de los cuatro ponentes del congreso -María, Emmanuelle y Lucía- comparecían ante la prensa en la sede de la Fundación Rafael del Pino (Irene Villa no pudo acudir por los actos de promoción de su último libro) y ABC aprovechó para hablar con ellos. A pesar de las experiencias extremas por las que han pasado, ninguno de ellos se sentía una persona extraordinaria. Los tres coincidían en que todos tenemos una historia y en que lo que de verdad importa es luchar en la vida.

    María del Pino, presidenta de la Fundación Rafael del Pino, uno de los socios fundadores y colaborador especial del congreso, subrayó ayer que «una persona que se haya esforzado es una persona que tiene éxito». Del Pino garantizó ayer que el evento será «un espectáculo».

    En la presentación del congreso, en el que ABC y COPE son media partners, participaron también la directora general de la Fundación Lo Que De Verdad Importa, María Franco, y el director territorial de Teléfonica, Adrían García Nevado, en representación del patrocinador principal del evento. El congreso se celebrará en el Centro de Congresos Príncipe Felipe de Madrid y se podrá seguir en directo a través de la web de Lo Que De Verdad Importa.

  2. Lucía Lantero: «Una fuerza mágica me hizo luchar por los niños esclavos»

    Lucía Lantero - FOTO Y VÍDEO: L. M. FARRACES

    La santanderina Lucía Lantero no se dedicaba a la ayuda humanitaria. Iba a Haití para tres meses por el problema de la deforestación, pero, estando todavía en la República Dominicana, durante una tormenta tropical, vio a numerosos niños por las calles. «Eran niños haitianos que habían sido esclavos», recuerda para ABC con emoción.

    Tanto le impacto conocer un drama que afecta a miles de menores en Haití que decidió dejarlo todo y montar junto a un amigo una ONG para dar una vida mejor a estos chicos. «Tal vez la gente no lo hace con mala intención. No pueden dar de comer a sus hijos y los regala porque al menos creen que así van a tener un futuro y acaban en la prostitución o trabajando en la agricultura o el carbón. La miseria causa miseria», comenta.

    No deja de dar las gracias por lo que le ha pasado. «Tuve una fuerza mágica que me empujó a ello, no pensé que fuera capaz de resisitir lo que he resistido», dice Lucía, que recalca: «No somos nadie especial». «Si hemos sido capaces de hacerlo -asegura-, no hay límite a lo que cualquier joven puede hacer en su vida». Está convencida de que «la gente tiene que tener un poco más de optimismo y esperanza».

  3. Emmanuelle Kelly: «Quiero que me vean cantar y digan “yo también puedo”»

    Emmanuelle Kelly - FOTO Y VÍDEO: L. M. FARRACES

    La historia de Emmanuelle Kelly arranca en una caja en un parque. Allí lo encontraron unas monjas de la Caridad tras ser abandonado por sus padres. Junto a su hermano Ahmed, las religiosas lo llevaron a un orfanato, donde años después los encontró la australiana Moira Kelly, una trabajadora humanitaria. Los dos hermanos sufrían malfomaciones en sus miembros como consecuencia de las armas químicas.

    Se supone que Emmanuelle, que no sabe cuándo es su cumpleaños, tiene ahora 19 años y vive en Melbourne. En 2011 saltó a la fama al concursar en la versión australiana del programa de televisión «Factor X». Su interpretación de «Imagine», de John Lennon, sujetando el micrófono con sus manos deformadas, conmovió al público y al jurado, que le ovacionaron puestos en pie.

    «Quiero ser un cantante, adoro la música. He recibido un regalo y quiero aprovecharlo para inspirar», explica a ABC. «Quiero que la gente me mire y diga: “Si él puede hacerlo, por qué yo no”», asegura. Según explica, «no tienes que tener una apariencia perfecta, sino que hay que trabajar duro y poner pasión».

    Emmanuelle no cree que él tenga nada de extraordinario. «Todo el mundo tiene una historia -señala-, no hay ninguna que sea más especial. Cada una es especial y unica».

  4. María Belón: «Todo el mundo pasa por un montón de tsunamis en la vida»

    María Belón - FOTO Y VÍDEO: L. M. FARRACES

    Millones de espectadores se han emocionado en el cine viendo «Lo imposible», de Juan Antonio Bayona, pero conocer a su protagonista de carne y hueso, María Belón, pone la piel de gallina. En un instante, las idílicas vacaciones en el sudeste asiático con su familia se vieron transformadas en una gran tragedia colectiva por el terrible tsunami de 2004. Pero el tesón y las ganas de vivir la mantuvieron con vida a ella y a sus hijos.

    La experiencia les marcó para siempre, pero ella no se siente nadie especial. «Todo el mundo pasa por un montón de tsunamis en su vida, pero los hay mucho más duros. Yo sólo soy una aprendiz», dice la víspera de su participación en el congreso Lo Que De Verdad Importa.

    Para ella, el tsunami suposo una lección de vida. De hecho, se alegra cuando se ve a sí misma «llena de cicatrices» y se dice: «Estás llena de vida».

    Considera que es una experiencia íntima y familiar pero al tiempo universal, de la que tiene que «aprender» y que debe «compartir con generosidad». «No me importo nada; yo me mporta el resto de la gente», explica María Belón.

    En su familia, ni han olvidado el tsunami ni lo quieren olvidar. Para sus hijos Lucas, Tomás y Simón, que cuando sucedió la tragedia tenían diez, siete y cinco años y ahora tienen 19, 17 14, «el tsunami es el pilar de sus vidas», asegura.

    De hecho, cada 26 de diciembre, en el aniversario de la catástrofe, se reúnen en algún lugar frente al mar, da igual los kilómetros que tengan que hacer. «Damos gracias a la vida y rendimos homenaje a las 250.000 personas que nos esperan bajo el mar».