El Papa peregrina a Asís en la fiesta de San Francisco
El Papa Francisco, a su llegada a Asís - afp

El Papa peregrina a Asís en la fiesta de San Francisco

La pobreza es clave para la reforma de la Iglesia

Actualizado:

Precisamente en la sala donde Francisco de Asísse despojó de sus ropajes de joven rico hasta quedar desnudo, el Papa Francisco ha dado cita a los pobres de la ciudad para un discurso sobre la austeridad y la misión de la Iglesia. La peregrinación del primer Papa que lleva su nombre tiene lugar en la fiesta de San Francisco, el 4 de octubre, y aportará nueva luz sobre su proyecto de «una Iglesia pobre para los pobres».

El programa de la jornada, en la que le acompañarán los ocho miembros del nuevo Consejo de Cardenales con los que ha estado trabajando tres días en la reforma de la Curia vaticana, es verdaderamente agotador. Justo después del aterrizaje del helicóptero, el Papa se ha reunido con los niños discapacitados y enfermos del Instituto Seráfico.

Después visitará la iglesia de San Damián, donde aquel muchacho de familia muy rica escuchó en 1205, rezando ante un crucifijo que todavía se conserva, unas palabras de Jesús: «Francisco, repara mi casa, que está en ruinas». El antiguo soldado y prisionero de guerra interpretó que se trataba de restaurar el templo, en visible mal estado, y emprendió personalmente la tarea de albañil y carpintero. Restauraría tres iglesias de los alrededores antes de darse cuenta de que su misión era restaurara la Iglesia, con mayúscula.

A las 9.30, en la sala del palacio episcopal donde Francisco se despojó de sus ropas ante su padre y el obispo en 1207, el Papa pronunciará su segundo discurso, ante los pobres que reciben ayuda de Caritas. Después acudirá a la basílica para visitar la tumba del santo antes de celebrar misa a las 11.00 en la explanada. San Francisco es el patrón de Italia, y el primer ministro, Enrico Letta, estará allí para saludarle.

El Papa almorzará con los pobres de la Caritas y visitará después la celda de Francisco de Asís en el «Eremo delle Carceri», la modesta construcción, en un paraje boscoso, donde se retiraba a rezar junto con sus primeros seguidores.

El programa del Santo Padre incluye un encuentro con sacerdotes, religiosos y miembros de los consejos pastorales en la catedral de Asís antes de ir a la basílica de Santa Clara para venerar las reliquias de la primera mujer que se sumó a la aventura de Francisco, y mantener un encuentro con las religiosas clarisas en su zona de clausura.

A las cinco y media de la tarde visitará la iglesia de la Porciúncula, también reconstruida por San Francisco y en la que falleció en 1226. La pequeña iglesia esta conservada primorosamente dentro de la basílica de Santa María de los Ángeles, en cuya explanada mantendrá el Papa un encuentro con los jóvenes.

La jornada «franciscana» incluye una última visita al santuario de Rivotorto, que conserva también en su interior otra reliquia de la vida de San Francisco: las dos casuchas contiguas, conocidas como el «tugurio», donde el santo vivió en varias ocasiones.

Es una jornada de doce horas, con seis discursos que permitirán entender mejor el modo en que el Papa se inspira en el ejemplo de Francisco de Asís.