Primera vacuna contra la malaria cien por cien eficaz
Inmunogenes de la vacuna que contienen esporozitos del parásito de la malaria - SCIENCE
estudio preliminar

Primera vacuna contra la malaria cien por cien eficaz

Científicos estadounidenses abren una nueva vía para luchar contra una pandemia que mata 2.000 personas cada día

Actualizado:

Al parásito de la malaria, uno de los asesinos en serie más eficaces del planeta, le ha surgido un nuevo enemigo para intentar cercarle. Científicos de siete centros de investigación de Estados Unidos presentan en la revista «Science» una nueva vacuna que podría liderar la próxima generación de vacunas de la malaria. La candidata se llama PfSPZ y ha salido triunfante en el primer ensayo donde se ha puesto a prueba. Se ha convertido en la primera vacuna contra la malaria que logra un cien por cien de protección y lo hace con una buena tolerancia. Eso sí, sólo es una prueba de concepto, un primer ensayo que prueba el medicamento en las condiciones más favorables: en un entorno controlado y con un número muy reducido de voluntarios sanos.

La vacuna se administró a cincuenta adultos sanos estadounidenses. Fue segura, bien tolerada y protegió a todos los que fueron inmunizados aunque sólo consiguió el cien por cien de eficacia en seis de ellos, a los que se administró cinco dosis. Una peculiaridad es que la aplicación fue intravenosa, no bastó una inyección subcutánea como las habituales. Esto haría muy difícil su utilización a gran escala, si no se consigue mejorar su administración.

Pedro Alonso: «Una noticia muy buena»

«Estamos ante una noticia muy buena», asegura el epidemiólogo español Pedro Alonso desde Mozambique a ABC. Alonso, que prueba la que será la primera vacuna contra la malaria se felicita por los resultados de sus colegas. Recibe la investigación con esperanza y también con cautela: «Sólo tenemos una primera prueba. Si los siguientes ensayos van bien, necesitaremos diez años más de investigación para saber si puede convertirse en una buena vacuna». Alonso recuerda que «su» vacuna, a punto de recibir luz verde para su utilización, también consiguió casi un cien por cien en la primera fase. Ahora en condiciones reales y en bebés de corta edad la protección es del 33-35%.

De la saliva de los mosquitos

Para desarrollar esta nueva vacuna, los investigadores estadounidenses liderados por Stephen Hoffman, se inspiraron en un tratamiento de los años 60, bastante menos sofisticado que la vacuna actual. Consistía en vacunar favoreciendo la picadura con mosquitos infectados con el parásito de la malaria, pero irradiados para atenuar su agresividad. Se conseguía protección pero vacunar a base de picaduras de mosquito parecía una fórmula poco práctica.

Para fabricar la nueva vacuna recurrieron también a moquitos infectados irradiados. Diseccionaron sus glándulas salivares donde se esconde el parásito que causa la malaria, lo aislaron y lo purificaron.

¿Funcionará en bebés?

Superada esta primera prueba, a la nueva vacuna le queda responder a numerosas preguntas: «¿Funcionará en las zonas de más exposición del África subsahariana? ¿protegerá a los bebés de corta edad, las principales víctimas de la malaria? ¿se podrá utilizar con jeringuillas comunes o a través de una aplicación intrnasal?

De momento, la vacuna más avanzada que prueba el equipo de Pedro Alonso cuenta los días para su utilización. «Si todo va bien y conseguimos buenos resultados en el próximo ensayo, podríamos tener la autorización de la Organización Mundial de la Salud en 14-16 meses», explica. «Será la primera vacuna de malaria que se registre. No será la vacuna definitiva pero habremos dado un paso de gigante en la lucha contra la enfermedad y empezaremos a salvar miles de vidas».