El Gobierno suprime la «excepcionalidad» de la custodia compartida en casos de separación
La custodia compartida primará en casos de separación valorando «el interés superior del menor» - ABC

El Gobierno suprime la «excepcionalidad» de la custodia compartida en casos de separación

Según Gallardón, la reforma establece como regla general y máxima «el interés superior del menor»

JUANMA FERNÁNDEZ
Actualizado:

El Consejo de Ministros ha aprobado hoy el anteproyecto de ley que regula la custodia compartida en caso de nulidad, separación y divorcio, eliminando la «excepcionalidad», de manera que será el juez quien determine qué forma de guarda es la más conveniente en cada caso atendiendo al interés del menor. Se trata de la futura ley de Corresponsabilidad Parental en casos de nulidad, separación y divorcio.

«Nos equiparamos a las legislaciones de países como Francia o Inglaterra», ha señalado Alberto Ruiz-Gallardón. El ministro ha añadido que la custodia compartida no será «ni excepcional ni referente», sino que será el juez quien decida «siempre pensando en el interés del menor». Asimismo, el titular de Justicia ha explicado que el juez se guiará por criterios de «actitud y voluntad de los progenitores» a la hora de tomar la decisión.

También ha adelantado que la nueva legislación «termina con el régimen de visitas para hablar de régimen de estancia», y que busca «un contacto continuo entre padres e hijos así como el derecho del menor a tener contacto no solo con hermanos y abuelos sino con otros familiares».

Reforma en las pensiones

Las pensiones también sufren una modificación, distinguiéndose entre «gastos ordinarios, extraordinarios y voluntarios». Si bien Gallardón ha explicado que se modifica el criterio para poner fin a la aportación de la pensión alimenticia: «En lugar de fijar una edad, se establecen otras pautas para ello: la independencia económica, haber dejado los estudios por decisión propia o haber acabado la formación y no estar buscando un empleo».

El ministro ha querido dejar claro que, con la nueva normativa, «no se pasa de la rigidez monoparental a la de custodia compartida. Sino que se deja en manos del juez la decisión oportuna para cada caso».

Otra de las novedades del anteproyecto es la liquidación del régimen económico matrimonial, cuya tramitación se alarga «excesivamente», lo que supone uno de los «principales focos de conflictos en las rupturas». Con la reforma, al iniciar los procedimientos de separación, divorcio o nulidad «se deberá solicitar la formación de inventario de la masa común de bienes y derechos sujeta a las cargas matrimoniales para su posterior liquidación». Además, una vez admitida la demanda, se producirá la suspensión de los efectos de la sociedad de gananciales y se empezará a aplicar el régimen de separación de bienes.

En relación con la asignación a la vivienda, si bien prevalecerá el interés del menor, se separará de la concesión de la guarda y custodia y se tendrá en cuenta los intereses del progenitor con más dificultades para encontrar una nueva vivienda.

En la rueda de prensa posterior al Consejo, la vicepresidenta del Gobierno, Soraya Sáenz de Santamaría, ha explicado que el texto se remitirá a todos los organismos pertinentes para informar una norma de esta naturaleza. «Lo que pretende es adecuar nuestra legislación a todos los cambios en el Derecho de Familia que se han producido en la sociedad española y, además, establecer como regla general y máxima el interés superior del menor», ha subrayado el ministro de Justicia, Alberto Ruiz-Gallardón, según recoge Ep.