Solo el 20% de los universitarios españoles estudiaría en el extranjero
Solo el 20% de los universitarios españoles estudiaría en el extranjero - juan flores

El 80% de los alumnos españoles no quiere estudiar toda la carrera en el extranjero

Según la encuesta realizada por IE University, los destinos favoritos son EE.UU., Reino Unido y Canadá

Actualizado:

El 80% de los alumnos españoles no querría estudiar toda la carrera en el extranjero, cifra muy elevada frente a la de otros países, lo que puede significar que en España se necesitan más formas de financiar la formación y vivir un cambio cultural para ver en el universitario el inicio de la edad adulta.

«Afortunadamente ya se ha iniciado el cambio para pasar de concebir la formación universitaria como un servicio a la puerta de la casa familiar a verla como el inicio de la edad adulta con una vida propia que forjar», ha señalado el decano de estudios de Grado en IE University, Antonio de Castro. Para este experto, apostar por estudiar en una universidad de otro país, a parte de hacer algún curso de Erasmus, es cambiar tanto el concepto del núcleo familiar como la financiación de la formación, el acceso a la vivienda y a empleos compatibles con los estudios.

De Castro ha coordinado el estudio sobre la encuesta mundial «La próxima generación de universitarios», realizada por IE University a través de las respuestas recogidas por más de 200 orientadores (figura que existe en institutos y colegios para asesorar a los alumnos sobre la carrera que estudiar) en 33 países. El trabajo concluye que más de la mitad de los encuestados se planteaban estudiar su carrera en el extranjero, especialmente los de India (73%), pero que, en concreto de los de España y EE.UU., sólo lo pensaban hacer un 20%.

Mayor conocimiento de idiomas

«Es difícil pasar de un sistema universitario cerrado como ha sido tradicionalmente el español, con una movilidad interna muy limitada y prácticamente nula movilidad internacional, a un sistema abierto y claramente competitivo», según De Castro. Y otro punto que no se puede obviar es el conocimiento de idiomas, «la gran asignatura pendiente de la educación en España que frena la movilidad», destaca.

Entre los destinos favoritos para estudiar la carrera, según este informe internacional realizado con respuestas recogidas en centros privados (80%) y públicos (20%), está EE.UU. (91 %), Reino Unido (83 %), Canadá (62 %), España (35 %) y Alemania (32 %). Reino Unido es el destino favorito para los estudiantes españoles (seguido por EE.UU. y Alemania) y portugueses, mientras que los franceses escogen primero nuestro país.

La directora de Educación y sociedad del British Council España, Carolina Jiménez, explica que, sin contar Erasmus, el 1,2% de los alumnos españoles sigue algún estudio universitario fuera, en concreto, en las facultades británicas están inscritos unos 9.000 universitarios. Hay un crecimiento anual estable, según Jiménez, que le parece que la cifra del 20% de alumnos que elige seguir una carrera lejos de España no es pobre», ya que significa que uno de cada cinco alumnos sale fuera a estudiar.

Propuestas culturales y empleo

Y para los exalumnos de universidades británicas existe UKAN Spain , una asociación o punto de encuentro «entre quienes han vuelto después de vivir una experiencia en el Reino Unido», y en ella se ofrecen propuestas culturales o bolsas de trabajo, cuenta Joseph Fraine, director de Programas de British Council España.

El informe de IE University también recoge otros intereses de la nueva generación de universitarios como que, para España, los orientadores determinaron que un 65 % de los alumnos saben lo que quieren estudiar al acabar Bachillerato, siendo las carreras más demandadas Administración y Dirección de Empresas, Ingeniería y Medicina. En cuanto al idioma, los españoles se decantan por el inglés (100 % de los encuestados) el francés (65 %) el alemán (52 %) o el chino (13 %).

Sobre cómo definen a esta generación en España, la principal respuesta de los orientadores es «incierta sobre su futuro», por delante de otras como «orientada a lo digital». De Castro confía en que el concepto de incertidumbre «pierda progresivamente sus connotaciones negativas» al mejorar la situación socio-económica, y cree que las universidades deben intensificar su información, potenciando la figura del orientador en la transición del bachillerato a la universidad.

Paula Molina Gómez, miembro de UKAN Spain, estudió un máster en el Reino Unido y asegura que fue «una experiencia fantástica» tanto académica como personal, que ahora continúa desde esa asociación. «Conocer otro sistema educativo", en el que le hacían debatir y cuestionarse todo, encantó a Paula, ya que le ha aportado confianza en sí misma y ser más analítica en lugar de «simplemente aceptar las cosas tal como vienen».