La ley del matrimonio gay supera el escollo de la Cámara de los Lores
Algunos manifestantes en contra de la ley del matrimonio gay, ayer frente al Parlamento - REUTERS

La ley del matrimonio gay supera el escollo de la Cámara de los Lores

El texto pasará ahora a un comité, antes de someterlo de nuevo al voto de los parlamentarios en una tercera y última lectura

Actualizado:

La Cámara de los Lores ha aprobado este martes el controvertido proyecto de ley para legalizar el matrimonio homosexual, en medio de fuertes divisiones políticas.

El proyecto afrontaba en la Cámara Alta una de las mayores dificultades que ha encontrado en su tramitación debido a una enmienda que buscaba devolver el texto a los Comunes, que ya lo aprobó el pasado 21 de mayo en una polémica sesión.

Los Lores desestimaron finalmente hoy por 390 votos frente a 148 la enmienda que había introducido el parlamentario independiente Geoffrey Dear, que de haber prosperado hubiera obligado a volver a redactar el texto impulsado por el Gobierno del primer ministro conservador David Cameron.

El texto ya fue aprobado por la Cámara de los Comunes el pasado 21 de mayo, a pesar de la oposición de un gran número de diputados conservadores.

Proceso

La ley pasará ahora a un comité de la Cámara de los Lores, que volverá a estudiar el proyecto antes de someterlo de nuevo al voto de los parlamentarios en una tercera y última lectura.

Entre los noventa miembros de la Cámara que tomaron la palabra desde el lunes, el arzobispo de Canterbury, Justin Welby, sostuvo que la ley «abolirá» la actual institución del matrimonio y la sustituiría por una opción «más débil».

El primado anglicano es uno de los 26 lores llamados Espirituales, destacados miembros de la Iglesia Anglicana con voz y voto en la Cámara Alta británica, donde el resto de sus miembros son designados por la reina Isabel II con el acuerdo del primer ministro.

Según la estimación del Gobierno, si el proyecto logra superar el recorrido previsto, el primer matrimonio entre personas del mismo sexo podría celebrarse en el Reino Unido durante 2014.

El proyecto ha sido criticado por la Iglesia Anglicana, la organización religiosa más relevante del Reino Unido. Su líder, el arzobispo de Canterbury, se ha mostrado contrario al proyecto de ley.

Uniones civiles

Desde el 2005, las parejas del mismo sexo pueden celebrar uniones civiles en ayuntamientos británicos, lo que les da derechos y responsabilidades similares al matrimonio civil sin estar casados.

Con esas uniones, las parejas gay tienen derecho, por ejemplo, a que uno de ellos pueda heredar el patrimonio del otro si éste muere.

Las parejas heterosexuales pueden contraer matrimonio civil o religioso en el Reino Unido, con todos los derechos que ello implica y las mujeres pueden adoptar el apellido del marido, pero no pueden acceder a las «uniones civiles».