El Papa presidió la primera adoración eucarística mundial en la historia
El Papa Francisco celebra la adoración del Santísimo sacramento - AFP PHOTO / ALBERTO PIZZOLI

El Papa presidió la primera adoración eucarística mundial en la historia

El Santísimo sacramento ha sido expuesto en todo el planeta entre las cinco y las seis de la tarde

Actualizado:

Era ya el lunes 3 de junio en la Isla de Guam y la medianoche del domingo en Corea cuando el Papa Francisco dio inicio a la primera adoración eucarística mundial, celebrada entre las cinco y las seis de la tarde, hora de Roma y de España. Por primera vez en la historia, millares de catedrales e iglesias en todo el planeta celebraron una adoración simultánea del Santísimo sacramento en la fiesta del corpus Christi.

En el mapa de las iglesias participantes en todo el mundo figuraba España con docenas de templos en todos los puntos cardinales, desde Santander a Málaga, y desde San Feliú de Llobregat a Orense. En Madrid, la adoración se celebró en la cripta de la catedral de La Almudena. En las iglesias de Los Ángeles, el acto comenzó a las 8 de la mañana hora local, mientras que en Anchorage, Alaska, eran todavía las 7. Pero no eran los americanos más madrugadores: en Honolulu, Hawaii, eran las 5 de la mañana.

El acto de adoración formaba parte del programa del Año de la Fe, convocado por Benedicto XVI y continuado por el Papa Francisco, quien se limitó a añadir las intenciones. Se rezó por las víctimas de las guerras, del tráfico de personas y del narcotráfico, así como las víctimas del trabajo esclavo y del desempleo.

En la basílica de San Pedro, el Papa no tomó la palabra. Adoró al Santísimo Sacramento, expuesto en la custodia, como el resto de los fieles. Y al final, dio la bendición tanto a los fieles que llenaban la basílica como a los que participaban desde la plaza de San Pedro.