Los pies albergan gran diversidad de hongos y las manos, bacterias
efe

Los pies albergan gran diversidad de hongos y las manos, bacterias

El talón es el hogar de cerca de 80 tipos de hongos

Actualizado:

Un solo tipo de hongo, que pertenece al género Malassezia, es predominante en la cabeza y el tronco, las manos albergan una gran diversidad de bacterias y son el hogar de relativamente pocos tipos de hongos, mientras que los pies, incluyendo uñas, talones y dedos contienen gran diversidad de hongos, según concluye un estudio de la diversidad fúngica de la piel humana, realizado por investigadores de los Institutos Nacionales de Salud (NIH, en sus siglas en inglés) norteamericanos y publicado en «Nature».

Los autores identificaron los hongos a partir de dos filos, Ascomycetes y Basidiomycetes, como parte del censo de hongos normal en 14 sitios de la piel. El género más común Malassezia estuvo presente en 11 de los 14 sitios de muestreo en el cuerpo y se encontró este hongo en cada superficie de la piel de voluntarios sanos, ya sea en la parte posterior de la cabeza, detrás de las orejas, en la nariz y en los talones.

Los talones eran también el hogar de muchos hongos adicionales, incluyendo los géneros «Aspergillus», «Cryptococcus», «Rhodotorula» y «Epicoccum». El sitio más complejo, el talón, es el hogar de cerca de 80 tipos de género de hongos: los investigadores encontraron cerca de 60 tipos en uñas y 40 tipos en muestras de la piel entre los dedos de los pies. Los lugares con diversidad de hongos moderada están dentro de la curva de la mano, en la palma de la mano y el antebrazo, con entre 18 a 32 géneros de hongos.

Sorprendentemente, la cabeza y partes del tronco del cuerpo, entre ellas la espalda, parte posterior del cuello, interior de las orejas, detrás de las orejas y en el entrecejo, tienen muchos menos tipos de hongos, con sólo entre 2 y 10 géneros cada uno.

Al secuenciar el ADN de los hongos en la piel de los adultos sanos para definir las poblaciones normales y proporcionar un marco para la investigación de enfermedades de la piel por hongos, los científicos encontraron que mientras que los brazos tienen altas medidas de diversidad bacteriana, poseen menor diversidad fúngica, lo contrario que sucede en los pies, mientras que el cuerpo no tenía ni alta diversidad bacteriana ni fúngica.

Los investigadores habían demostrado previamente que la diversidad bacteriana se puede predecir en función de si la piel está húmeda, seca o grasa, pero la diversidad de hongos, en cambio, parece depender del sitio particular del cuerpo en el que esté la piel que se analiza. Además, detectaron que existe una mayor similitud en la estructura de la comunidad de hongos en los lados izquierdo y derecho del cuerpo de la misma persona en comparación con las mismas partes del cuerpo en otros individuos y que las comunidades fúngicas también parecen ser bastante estables en el tiempo.

Las superficies de la piel de los humanos son ecosistemas complejos de microorganismos, incluyendo hongos, bacterias y virus, que se conocen colectivamente como el microbioma de la piel. Los hongos pueden ser lentos y difíciles de cultivar en el laboratorio, lo que complica el diagnóstico y tratamiento de enfermedades de la piel hasta los hongos más comunes, como infecciones de uñas de los pies.

El equipo de investigación del Instituto Nacional de Investigación del Genoma Humano (NHGRI, en sus siglas en inglés) y el Instituto Nacional del Cáncer (NCI, en inglés), ambos pertenecientes a NIH, extendió su reciente estudio de la secuenciación del genoma de bacterias de la piel mediante técnicas de secuenciación de ADN optimizados para la identificación de los hongos. «La aplicación de la secuenciación del ADN para el estudio de los hongos de la piel es la progresión natural en la comprensión de la vida microbiana que co-existe en nuestro cuerpo», dijo el director científico de NHGRI, Daniel Kastner. «Junto con la reciente secuenciación del genoma para definir la diversidad bacteriana, el análisis de la diversidad fúngica proporciona una imagen del microbioma humano más completa», añade.

«Las comunidades de hongos ocupan nichos complejos, incluso en el cuerpo humano --dijo Heidi Kong, coautor principal e investigador en la rama de Dermatología del Centro del NCI para la Investigación del Cáncer--. Al obtener un conocimiento más completo de los ecosistemas de hongos y bacterias, podemos tratar mejor las enfermedades cutáneas asociadas, incluyendo enfermedades de la piel que pueden estar relacionadas con el tratamiento del cáncer».

Los investigadores recogieron muestras en 14 sitios del cuerpo de diez adultos sanos y la secuenciación de los hongos en las muestras de ADN identificó fragmentos de ADN, llamado marcadores filogenéticos, que se pueden contar y se utilizan para distinguir un tipo de hongo de otro. Los esfuerzos de secuenciación generaron más de 5 millones de marcadores, a partir de las muestras, lo que representa más de 80 tipos de hongos o géneros, frente a los métodos de cultivo tradicionales, que producen 130 colonias de hongos que representaban sólo 18 géneros de hongos.

Hongos, según las partes del cuerpo

En el 20 por ciento de los participantes en el estudio, los investigadores observaron problemas en el talón y la punta de los dedos o cambios de uña compatibles con posibles infecciones por hongos. Desde el análisis de la secuenciación del genoma, los científicos encontraron que los diferentes individuos con infecciones en el talón tienen las comunidades de hongos comunes en ese sitio, mientras que aquellos con infecciones en las uñas de los pies muestran comunidades de hongos tremendamente diferentes.

«La secuenciación del ADN revela una gran diversidad de hongos, incluso aquellos que son difíciles de crecer en el cultivo», dijo Julie Segre, coautora principal e investigadora senior de Genética y Biología Molecular en NHGRI, cuya especialidad es el desarrollo de la tecnología de secuenciación del ADN microbiano. «La secuenciación del ADN nos permitió aprender muchísimo más sobre el predominio de los hongos como parte del microbioma de la piel humana», destacó.

«La secuencia de los métodos basados en ADN de identificación nos permitió diferenciar entre las especies de hongos y concluir que la diversidad de los hongos es muy dependiente de la parte del cuerpo en lugar de la persona de la que se toman muestras», afirmó el doctor Kong. «Nuestro estudio se centró en las áreas de la piel donde normalmente encontramos enfermedades de la piel que se han asociado con los hongos», apostilló este dermatólogo «Los datos de nuestro estudio nos dan una línea de base sobre las personas normales que no teníamos antes -afirmó el doctor Segre-. La conclusión es que los pies están llenos de diversidad fúngica, así que aconsejo que se pongan sus chancletas en los vestuarios si no quiere mezclar los hongos de los pies con los de otra persona».