Francia y Grecia, países de UE con más productos etiquetados como vacuno con ADN de caballo
Los análisis realizados en la UE han dado como resultado que el 5% de productos etiquetados como vacuno en la UE contienen ADN de caballo - vanessa gomez

Francia y Grecia, países de UE con más productos etiquetados como vacuno con ADN de caballo

El 0,6% de las muestras de carne equina analizadas en mataderos europeos tenían fenilbutazona, antiinflamatorio prohibido en la cadena alimentaria

Actualizado:

Francia y Grecia son los países de la UE donde se ha detectado un mayor porcentaje de productos cárnicos etiquetados como vacuno que contenían ADN de caballo, con un 13 % en ambos casos, mientras que España (4,2 %) se situó ligeramente por debajo de la media europea, según informó este martes la Comisión Europea.

El Ejecutivo comunitario publicó los resultados de los controles extraordinarios llevados a cabo en los Veintisiete para determinar el alcance del «fraude de la carne de caballo», que indican que 193 muestras del total de 4.144 analizadas en la UE -un 4,66%- contenían trazas de carne equina.

Los resultados de los análisis también reflejan que el 0,51% de las muestras de carne de caballo tomadas en los mataderos de los Estados comunitarios contenían fenilbutazona, un antiinflamatorio prohibido en la cadena alimentaria, señaló la Comisión en un comunicado.

Los Estados miembros realizaron un total de 3.115 controles de este segundo tipo, y en la amplia mayoría de ellos no se detectó ningún caso de contaminación por dicho fármaco. De los 16 casos de presencia de fenilbutazona registrados en la UE, 14 se detectaron en Reino Unido, aunque este país fue también el que más piezas de caballo analizó de los Veintisiete (836), la totalidad de las presentes en sus mataderos.

La combinación de los resultados de estos dos tipos de controles representan «una pequeña parte de la producción total en la UE», señaló el Ejecutivo comunitario. Estos datos confirman que «se trata de un caso de fraude alimentario, pero no de seguridad alimentaria», afirmó el comisario europeo de Sanidad y Consumo, Tonio Borg, en un comunicado.

Ante este «escándalo de etiquetado», Borg destacó la necesidad de «restaurar la confianza de los consumidores» en la cadena alimentaria y en la industria del sector. En este sentido, anunció que Bruselas presentará en los próximos meses medidas destinadas a «reforzar los controles» en la cadena alimentaria a partir de las «lecciones aprendidas» por el episodio de la carne de caballo.