Ban Ki-moon, en su encuentro con el Papa: «Usted es el líder espiritual del mundo»
El Papa Francisco ha recibido este martes al secretario general de la ONU, Ban Ki-moon - efe

Ban Ki-moon, en su encuentro con el Papa: «Usted es el líder espiritual del mundo»

El secretario general de la ONU y Francisco intercambian impresiones sobre la situación en Corea y Siria

Actualizado:

Ban Ki-moon ha incluido un encuentro con el Papa durante su gira por Europa. Esta mañana saludó muy cordialmente a Francisco, lo definió “el líder espiritual del mundo” y dijo que “la ONU y el Vaticano comparten muchas ideas y objetivos”. Francisco cambió el protocolo papal durante los saludos al séquito y marcó con su estilo el histórico encuentro.

El encuentro tuvo lugar en la biblioteca privada del Papa, en el Palacio Apostólico. “En nombre de las Naciones Unidas, le felicito por el comienzo de su mandato”, le dijo.

Según el Vaticano, el Papa y el Secretario general de las Naciones Unidas intercambiaron impresiones sobre “situaciones de conflicto y de emergencia humanitaria”, como la guerra en Siria y las tensiones entre las Coreas. “Se ha mencionado la situación de los refugiados y los emigrantes y el problema de la trata de personas, en particular de mujeres”, una cuestión a la que el Papa Francisco es especialmente sensible.

El Papa ha recordado “la contribución de la Iglesia a favor de la dignidad integral de la persona y la promoción de una cultura del encuentro que contribuya a los fines institucionales de la ONU”.

El Vaticano explicó que con este encuentro “la Santa Sede desea manifestar su aprecio por el papel central de la ONU en la preservación de la paz en el mundo, en la promoción del bien común y en la defensa de los derechos fundamentales del hombre”.

Entrega un rosario a todo el séquito

El secretario general de las Naciones Unidas acudió con su mujer y un séquito de 11 personas. Le acompañaba Angela Kane, de la comisión de las Naciones Unidas sobre desarme y su jefa de gabinete que es argentina.

El Papa cambió el protocolo y se acercó a cada persona del séquito para entregarle un rosario. Habitualmente, eran los invitados quienes se acercaban al Pontífice para despedirse. Los rosarios llevan el escudo de Benedicto XVI. “Todavía no han llegado los nuevos”, aseguran en el Vaticano. También ha sido una de las primeras veces que el Papa habla en inglés en público. Eso sí, lo hizo muy brevemente. “Esto es para usted, un mosaico de Roma”, dijo a Ban Ki-moon.