9,1 millones de declarantes asignan a favor de la Iglesia católica
Martínez Camino se muestra moderadamente contento con la cifra de los que asignan parte de la renta a la Iglesia - efe

9,1 millones de declarantes asignan a favor de la Iglesia católica

«No conozco otra institución que todos los años se someta a referéndum», afirma el secretario económico de los obispos

Actualizado:

En la última declaración de la Renta, correspondiente al IRPF de 2011 (campaña de la Renta de 2012), 7.357.037 declaraciones han sido a favor de la Iglesia católica, lo que equivale a 247,1 millones de euros (el número total de declaraciones presentadas fue de 19,3 millones). Teniendo en cuenta que el 23,24% de las declaraciones son conjuntas, se estima que en torno a 9,1 millones de declarantes marcaron con una equis el cuadro a favor de la Iglesia. «No conozco a ninguna otra institución que todos los años se someta a este tipo de referéndum», sobre aceptancia de su labor y apoyo económico, ha sostenido Fernando Giménez Barriocanal, vicesecretario para Asuntos Económicos de la Conferencia Episcopal Española (CEE).

Juan Antonio Martínez Camino, obispo auxiliar de Madrid y secretario general de la CEE, ha recordado que esa cifra de apoyo a la Iglesia es en realidad mayor, ya que 6,7 millones de contribuyentes no están obligados a hacer la declaración, por no llegar al corte de ingresos requeridos.

El Estado no garantiza ningún mínimo para el sostenimiento básico de la Iglesia. Ha dejado de existir el llamado «complemento presupuestario». Preguntado al respecto sobre si este sistema le parecería también bueno para los partidos políticos, monseñor Camino ha contestado que la manera de financiar a los partidos no es competencia de la Iglesia, pero podría ser una solución para aumentar la transparencia. «Es una posibilidad», ha dicho. De la misma manera se podría aplicar a otras confesiones.

Comparando los datos con los de la campaña inmediatamente anterior, el número total de declaraciones a favor de la Iglesia ha disminuido en 97.786, aunque se mantiene por encima del año 2009 en casi 100.000. La cantidad total asignada baja 1,2 millones de euros (0,49%), cifra que, «teniendo en cuenta la coyuntura económica, puede juzgarse satisfactoria», según han señado Martínez Camino y Giménez Barriocanal. El porcentaje de declaraciones queda en el 34,83%, inferior al de 2010 (35,71%), aunque superior al de 2009.

También han destacado, para analizar estos datos en el contexto justo, que «el año anterior se había producido el mayor incremento de asignantes en diez años. El leve descenso supone ahora exactamente la mitad del crecimiento del año anterior».

Desde 2007 se ha producido un aumento de 873.857 declaraciones a favor de la Iglesia Católica, pero ya desde el año pasado, a pesar de aumentar el número de declarantes, «ha descendido la cantidad total recaudada, como consecuencia de la situación de crisis».

La valoración sobre los datos de la asignación tributaria de 2011 a favor de la Iglesia es «moderamente positiva». Aún con «el lógico descenso de la cantidad global, puede considerarse un buen dato en estos momentos de grave crisis económica».