«El ambiente en el Vaticano es como si hubiera pasado un terremoto»
Kasper piensa que nace una nueva fase del Papado. El ambiente en el Vaticano es «como tras un terremoto» - abc

«El ambiente en el Vaticano es como si hubiera pasado un terremoto»

El cardenal Casper declara a la Radio Vaticana que se «cambia la manera de ver el Papado, se desacraliza en cierto sentido»

Actualizado:

Cuando Benedicto XVI anunció su renuncia el pasado lunes, en ese consistorio estaba el cardenal Walter Kasper. Alemán, nacido en 1933, es presidente emérito del Pontificio Consejo para la Promoción de la Unidad de los Cristianos. Ayer, Kasper mantuvo una conversación con la sección alemana de Radio Vaticana.

«Al principio nos quedamos todos completamente perplejos y sorprendidos -relata-. Se hizo un silencio y no sabíamos qué decir. Naturalmente, había respeto por la decisión. Hay que reconocer que es también un signo de grandeza cuando se articula y se habla de la propia debilidad física, cuando se dice que ya no se está en condiciones de ejercer el cargo de la manera que uno mismo espera. Esa humildad y esa grandeza fue reconocida».

Pero, en seguida, «en conversaciones con algunos cardenales, salía el comentario de que se trabaja de una ruptura en la historia del Papado, que tendría consecuencias en el próximo Pontificado. No quiero decir que sentará precedente, pero se cambia la manera de ver el Papado, lo desacraliza en cierto sentido. Y convierte el cargo de alguna manera también en algo humano, pone de manifiesto claramente que detrás está un hombre que se hace mayor y que tiene que luchar contra los inconvenientes de la vejez. Se ha abierto una nueva fase del Papado».

Sobre el ambiente ahora en el Vaticano, sostiene Casper:

«Es todavía como después de un terremoto, y tras un terremoto hay en primer lugar silencio. Se espera a lo que viene. Pero después viene la reflexión, la que lleva cada cardenal que participe en el cónclave. ¿Por quién me decido? No hay nadie que aparezca como el sucesor nato».

El cardenal Kasper no ha cumplido aún los ochenta años y por lo tanto será elector. Conoce a Ratzinger desde hace medio siglo. No hace mucho estuvo cenando con él. Notó su gran caída física.