Supermercados del Reino Unido e Irlanda retiran productos congelados por miedo a que contengan carne de caballo
Retiran lasañas Findus congeladas de los supermercados del Reino Unido - j.lastras/flickr

Supermercados del Reino Unido e Irlanda retiran productos congelados por miedo a que contengan carne de caballo

La marca Findus eliminó ayer su lasaña congelada de carne provocando gran revuelo entre las grandes superficies

Actualizado:

Lasañas y espaguetis congelados fueron eliminados ayer de los estantes de los supermercados Aldi y Tesco del Reino Unido e Irlanda, según cuenta «The Guardian»

La reitirada de productos con un alto contenido de carne de caballo de hamburguesas en Irlanda, levantó la alarma en Reino Unido. Poco después la empresa Findus, anunciaba la eliminación de su lasaña de carne. La medida preocupó a las grandes superficies como Aldi y Tesco, que procedieron a retirar los productos preparados en la misma fábrica.

«Tras la retirada de la carne de lasaña Findus, que es producida por Comigel, hemos decidido eliminar también otros productos, como el Espagueti boloñesa congelado que tamién se produce en esta fábrica», explicaba un portavoz de Tesco.

Aldi y Tesco prefirieron ser cautos y «esperar los resultados de sus propias pruebas». Findus Reino Unido dijo que retiró su lasaña de 320g, 360g y 500g, «como medida de precaución tras un problema de etiquetado con su proveedor».

Según Aldi, el propio proveedor, la compañía francesa Comigel, había planteado su «preocupación» respecto a que estos productos «no se ajustan a las especificaciones» alimentarias.

También la cadena de supermercados británica Asda ha retirado hoy de sus establecimientos en Irlanda del Norte, «por precaución», cuatro tipos de hamburguesas de vacuno congeladas procedentes de la planta norirlandesa «Freeza Meats», después de que se hallase en algunos ingredientes de esta firma un alto contenido de carne de caballo, que, no obstante, no llegó a la cadena de elaboración.

Mientras tanto, las autoridades sanitarias de la República de Irlanda continúan investigan el hallazgo este martes de carne de caballo en una planta procesadora de hamburguesas de vacuno congeladas de este país.

Según la Autoridad de Seguridad Alimentaria Irlandesa (FSAI), la fábrica «Rangeland Foods», situada en el condado de Monaghan (norte del país), tenía almacenados productos cárnicos procedentes de Polonia que contenían hasta un 75% de restos de carne de caballo.

Este escándalo alimentario comenzó cuando las autoridades de este país hallaron el pasado día 16 restos de equino en hamburguesas congeladas de cinco cadenas de supermercados con presencia en la República de Irlanda y en el Reino Unido, como Tesco, Aldi o Lidl.

Los productos contaminados, informó la FSAI entonces, fueron elaborados en dos plantas procesadoras de la República de Irlanda: "Liffey Meats" y "Silvercrest", propiedad esta última de "ABP Food", la mayor compañía proveedora de carne de ternera en Europa.