Las comunidades pedirán a Wert que el Estado asuma el coste de nuevos puestos de FP
Estimación del Ministerio de Educación de lo que costará implantar la reforma - abc
lomce

Las comunidades pedirán a Wert que el Estado asuma el coste de nuevos puestos de FP

El ministro de Educación se reúne hoy con las autonomías para debatir sobre la memoria económica de la reforma educativa

josé grau
Actualizado:

José Ignacio Wert, el ministro de Educación, se reúne hoy a partir de las 16:00 con los consejeros de educación de las comunidades autónomas. Solo hay un punto en el orden del día: el coste de la implantación de la reforma, la Ley Orgánica de la Mejora de la Calidad Educativa (Lomce). La cita es en la sede del Ministerio de Educación, en la calle de Alcalá. A las 18:30, el Sindicato de Estudiantes ha convocado una manifestación de alumnos, docentes y padres, para protestar por la Lomce y pedir la dimisión de Wert. Está previsto que esa manifestación termine frente al edificio del Ministerio de Educación.

Educación estima el coste directo de la implantación de la Lomce en 408 millones de euros, sobre todo por el desdoble en cuarto de la ESO, la anticipación de itinerarios a tercero y el alto índice de población rural en algunas comunidades. El coste será, el primer año, de 23 millones de euros; el segundo, de 130 y el tercero de 255 millones de euros. Lo asumirá el Gobierno.

Para el cálculo del coste indirecto, que las comunidades autónomas tendrán que desembolsar a partir del cuarto año (tras los tres años de costes directos asumidos por el Estado), el Ministerio de Educación se plantea tres hipótesis, según el éxito de la ley: es decir, según baje el fracaso escolar y se creen más puestos de FP. La escala aquí es: 50 millones de euros (si el fracaso escolar baja al 20%), 334 millones de euros (si baja al 15%), 927 millones de euros (si baja al 7% ). Estos costes indirectos provienen sobre todo de la creación de nuevas plazas de Formación Profesional.

La reforma educativa cuenta con el rechazo frontal de Cataluña y de las comunidades gobernadas por el PSOE (Andalucía, Asturias y Canarias). El País Vasco (PNV) prefiere aclarar «incertidumbres» sobre competencias. Las once comunidades en las que gobierna en PP y Navarra (UPN) apoyan la Lomce, aunque hay «peros» a la memoria.

Para las comunidades gobernadas por el PSOE, está claro que el Estado tendría que asumir también el coste indirecto. Pero ayer se supo también que la Xunta de Galicia reclamará a Wert que la Lomce incluya el criterio de la dispersión geográfica en la asignación de recursos, según afirmó ayer su consejero de Cultura y Educación, Jesús Vázquez. Tanto la integración de estudiantes con «más necesidades» como el grado de dispersión de la población «tienen que ser recogidos» en la citada ley. Pero sobre todo, y en la misma línea, defendió que es «obligación» de la administración estatal «cubrir» el coste de la Formación Profesional. Madrid y el resto de comunidades del PP, aunque no quisieron ayer avanzar nada, van a ir muy probablemente por los mismos derroteros que Galicia.

4.800 profesores menos

Según Wert, la simplificación de currículos en el Bachillerato no supondrá reducir docentes sino redistribuirlos. Pero la consejera de Educación de Andalucía, Mar Moreno, considera que la reforma educativa no saldrá por 408 millones de euros. «Costarán 257 ya que el Ministerio ha olvidado cuantificar el recorte en profesorado de Bachillerato». Habrá 4800 docentes menos, según la consejera andaluza. «El desdoble de 4.º de la ESO será a costa del profesorado de Bachillerato y se derivará alumnado del Bachillerato a la FP», afirma.

Para la responsable de Educación del PSOE, Maria del Mar Villafranca, la memoria económica de la Lomce «es un ejercicio de cinismo desmedido, puesto que en cuatro años pretenden gastarse la mitad de lo que ha recortado en el escaso año que llevan de Gobierno». Villafranca sostiene: «Wert ha recortado profesores, becas y extensión de la educación infantil, para pagar las reválidas de su contrarreforma». Mario Bedera, portavoz del PSOE en el Congreso en materia educativa, calcula que Wert ha recortado 5.000 millones de euros a la educación en su primer año de Gobierno.

La memoria económica de la Ley Orgánica de Educación (LOE) de 2006, socialista, la actualmente vigente, fue de 7.000 millones de euros en cuatro años.