Navarra, País Vasco y Aragón siguen el alerta por el mal tiempo
Un banco es azotado por el caudal del río Arga, en Pamplona - chebro.es

Navarra, País Vasco y Aragón siguen el alerta por el mal tiempo

Preocupación por las crecidas de los ríos, posibilidad de aludes, y empeoramiento de las condiciones hacia el fin de semana

Actualizado:

Son veintiuna las provincias que este jueves permanecen en alerta por nieve, viento y oleaje, aunque tan solo doce mantienen el nivel de alerta naranja al existir riesgo importante debido a rachas de viento que podrían alcanzar hasta los 100 km por hora.

La situación más preocupante se da en el País Vasco, Navarra y Aragón, debido al empeoramiento del tiempo para las próximas horas, y al riesgo de aludes tras las nevadas registradas durante los últimos días.

Así, el Departamento vasco de Seguridad ha decidido mantener activado el Plan de Emergencias ante el riesgo de inundaciones en fase 0 por el nuevo empeoramiento del tiempo, según el pronóstico de Euskalmet, que anuncia precipitaciones abundantes y fuertes vientos hasta el domingo.

En la comunidad de Navarra también permanecen en alerta, aunque en este caso se debe a la posibilidad de que la punta de la crecida del Ebro llegue hasta Zaragoza en la noche del viernes o el sábado por la mañana

Esta previsión puede variar porque se ha anunciado un nuevo frente de lluvias el viernes por la noche por lo que desde la Confederación Hidrográfica del Ebro deberán permanecer atentos a la evolución de los caudales.

Si bien en la zona del río Arga, en Navarra, la crecida ha sido extraordinaria, en el eje del Ebro, y a su paso por Zaragoza, se estima que será ordinaria. Concretamente, la previsión es que el río Ebro a su paso por la capital aragonesa llegue en su punta máxima a unos 1.600 metros cúbicos por segundo, mientras que se considera que una avenida es extraordinaria cuando se superan los 2.000 metros cúbicos por segundo.

Además, la Confederación ha realizado obras en el eje del Ebro, como los cauces de alivio y las zonas inundables, para liberar parte del agua circulante y reducir velocidad de la misma ante estos episodios de crecida.

Ante estos episodios de crecidas existe un protocolo de actuación y de aviso a Protección Civil. Además, las previsiones de caudal se actualizarán a través de la página web del Organismo www.chebro.es, en el enlace Sistema SAIH o en la página www.saihebro.com. En esta misma página, se pueden consultar los datos horarios reales de caudal y precipitación en toda la Cuenca del Ebro.

En Navarra, se mantiene hoy la alerta naranja por riesgo importante de nevadas y aludes en la zona pirenaica y deshielos tanto en Pirineos como en la vertiente cantábrica.

Según las previsiones de la Aemet, se pueden acumular hasta 30 centímetros de nieve en esta jornada, en la que la cota subirá de los 800 a los 1.400 metros.

En Aragón la alterta es debida a la posibilidad de aludes como consecuencia del deshielo posterior a las lluvias que siguen a las fuertes nevadas.

Aunque se mantienen alertas en casi toda la mitad oriental de la península y Baleares, la confluencia entre la masa de aire frío del norte y otra más húmeda y menos fría del Atlántico que causó las nieves empieza a perder fuerza.

Según el portavoz de la Agencia Estatal de Meteorología), Alejandro Lomas, a partir de este jueves las precipitaciones serán de lluvia y la cota de nieve sube, a medida que aumentan las temperaturas, aunque seguirá nevando en zonas altas de los Pirineos.

«Como ha nevado mucho y en cotas bajas, la lluvia provocará probablemente deshielos en zonas de los Pirineos de Navarra y Aragón y el ascenso de temperaturas y la fuerte acumulación de nieve de estos últimos días en zonas de alta montaña propiciarán los aludes», ha alertado Lomas.

Las incidencias por nieve han disminuido en la provincia de León, donde queda un único puerto de la red secundaria, el de Fonte da Cova (LE-126), con requerimiento de cadenas.

En otros diez tramos de carretera de la provincia, todos ellos de la red secundaria, la circulación es irregular por la nieve y en la red principal A-6, está afectado por la niebla el tramo a la altura de Manzanal del Puerto.

Las provincias de Ávila, Segovia y Soria están en alerta amarilla (la de menor riesgo), por rachas de viento de hasta 80 kilómetros por hora, y Burgos recibe el mismo aviso, pero por nieve.

Andalucía está en alerta naranja por vientos costeros del oeste de fuerza 8 y mar muy gruesa en la provincia de Almería y alerta amarilla por viento y nevadas en las provincias de Granada y Jaén, y en Cantabria hay aviso naranja por vientos costeros de oeste con fuerza 8 y mar muy gruesa.

Castilla-La Mancha y Castilla y León están en alerta amarilla por vientos y en la provincia de Burgos hay aviso de nevadas y en Cataluña se mantiene activada la alerta naranja por viento en la provincia de Tarragona y alerta amarilla por nevadas en el resto de la comunidad.

La Comunidad Valenciana está en alerta naranja por vientos y en la Comunidad de Madrid hay alerta amarilla por vientos en el área de sierra, con rachas de hasta 80 kilómetros por hora.

Asturias, Murcia, las Islas Baleares y la ciudad de Melilla están en alerta amarilla por vientos y en Galicia hay alerta amarilla por lluvias y rachas de viento costeros.

En el País Vasco la Aemet ha activado la alerta naranja por vientos costeros y en La Rioja hay alerta amarilla por viento y por nevadas que afectarán a la Ibérica riojana.

Ya de cara al fin de semana, Las temperaturas experimentarán un ascenso ligero a moderado en la mayor parte del país, excepto en Galicia y Asturias, donde permanecerán sin cambios, y el Cantábrico oriental y Pirineos, donde bajarán de forma ligera a moderada. El viento soplará del oeste o noroeste, moderado a fuerte en Baleares, nordeste peninsular y litoral de Alborán, y flojo a moderado en el resto, siendo del noreste en Canarias.