BIOGRAFÍAS: Joseph Goebbels, Ministro de Propaganda del Tercer ReicH

El maestro de la manipulación de masas

Personaje clave en régimen, incitó al pueblo alemán contra los enemigos del nazismo

Actualizado:

Joseph/Goebbels/Ministro de Propaganda del Tercer Reich/Rheydt, 29 de octubre de 1897-Berlín, 1 de mayo de 1945/

Joseph Göbbels fue el ministro de Propaganda del Tercer Reich y una de las personalidades más influyentes e importantes del régimen nazi, lo cual no debe sorprendernos, habida cuenta de la importancia que para el nazismo tenía cualquier tipo de acto público, tanto del partido como de los representantes del Estado: marchas, desfiles, actos deportivos, concentraciones políticas, emisiones radiofónicas, apariciones y discursos del Führer... Todo era controlado por el ministerio de Propaganda y diseñado para conseguir el máximo efecto e impresión en los participantes y, sobre todo, en los espectadores, dada la dimensión nacional e internacional con la que los propagandistas del régimen alemán planificaban sus espectaculares acciones.

Maestro de la manipulación, dirigió campañas de todo tipo, incitando al pueblo alemán al odio contra los considerados enemigos de Alemania: eslavos, judíos, comunistas, intelectuales decadentes... Además, supo poner en marcha movilizaciones de todo tipo: para el fomento del ahorro, la recogida materiales valiosos para el esfuerzo de guerra o la de dinero y pertrechos para las tropas del frente ruso. Algunas tan exitosas como la del Auxilio de Invierno, iniciada tras el primer invierno de lucha en la URSS, o tan mezquinas como la quema de libros perversos, una de las primeras acciones públicas del nazismo.

Orador brillante, poseedor de una vastísima cultura, educado en la fe católica, su formación intelectual y personal no hacía presagiar al fanático nazi en que llegaría a convertirse. Antisemita convencido, partidario decidido de la Solución Final para resolver la cuestión judía, formaba parte del círculo más próximo e íntimo del dictador nazi, con una fidelidad personal y política plena hacia Hitler, incluso durante los dramáticos días finales de la Batalla de Berlín. A diferencia de lo sucedido con otros miembros del partido más veteranos, cuya influencia se iba diluyendo según avanzaba la guerra, la autoridad de Göbbels fue haciéndose mayor a medida que la contienda progresaba y, paradójicamente, la suerte de los ejércitos del Reich decaía, haciéndose más evidente el control total de la voluntad del pueblo alemán, mediante el uso de la propaganda radiofónica, impresa, cinematográfica...

Se hizo cargo, además, de tareas en teoría muy alejadas del cometido de su ministerio: El problema judío, la proclama y discurso de Guerra Total pronunciado por él mismo en 1943, los intentos de aproximación al régimen soviético para firmar una paz por separado antes de la Batalla de Kursk o la desactivación de la Operación Valkiria contra Hitler, en el verano de 1944, son sólo unos breves ejemplos de estas actividades, capitales para los intereses del Führer.

Manipulador, corrupto, racista, responsable de la persecución de los judíos en Alemania, incluso antes del Holocausto, instigador de la Noche de los Cristales Rotos, Göbbels tuvo también una vida personal turbulenta, siéndole asignados numerosos affaires con actrices y starlets de la época. A pesar de ello, se le presentaba junto con su mujer, Magda, y sus cinco hijos como el ideal de la familia aria.

Joseph Göbbels y su esposa se suicidaron, después de que ésta asesinara a sus hijos en el búnker de la Cancillería, al poco tiempo de que Hitler y Eva Braun se hubieran quitado la vida.

Armando Fernández-Xesta.