Imagen del niño turco afectado en 1998, víctima del último caso autóctono.OMS

La polio queda oficialmente erradicada de Europa tras años de vacunaciones masivas

La poliomielitis ha sido oficialmente erradicada de Europa, según certificó ayer la Organización Mundial de la Salud (OMS) en una histórica decisión que culmina el esfuerzo internacional por eliminar esta enfermedad infecciosa, que hace décadas dejaba paralíticos a miles de niños cada año.

A. AGUIRRE DE CÁRCER MADRID.
Actualizado: Guardar
Enviar noticia por correo electrónico

Después de catorce años de campañas de inmunización coordinadas por la Organización Mundial de la Salud (OMS), esta agencia de Naciones Unidas declaró ayer oficialmente que la poliomielitis ha quedado erradicada de los 51 países de la región europea, que incluye a las repúblicas ex soviéticas de Asia central. «Para los 870 millones de personas que viven en esos países, esta decisión es el hito de salud pública más importante del nuevo milenio», proclamó la OMS. Este avance en la lucha para eliminar la polio del planeta, similar al que condujo al fin de la viruela, se produce al cabo de tres años en Europa sin casos autóctonos (aquellos no importados de países donde el virus es endémico). El último caso autóctono se registró en 1998 al este de Turquía. cuando un niño de dos años, que no fue vacunado, sufrió parálisis por el virus.

La poliomielitis, una enfermedad altamente infecciosa, es causada por un virus que afecta fundamentalmente a los niños menores de 5 años. Invade el sistema nervioso y puede causar una parálisis total en cuestión de horas. El virus penetra en el organismo a través de la boca y se multiplica en el intestino. En uno de cada doscientos casos, el paciente sufre una parálisis irreversible, generalmente en las piernas. En esos casos más graves, entre el 5 y el 10 por ciento de las víctimas muere por la inmovilización de los músculos que permiten la respiración. Este virus que aterrorizó hace décadas a las sociedades europea y estadounidense, y cuyas secuelas son visibles en las extremidades de muchos supervivientes, carece de cura, pero puede prevenirse gracias a las vacunas creadas hace décadas por los científicos Jonas Salk y Albert Sabin.

A finales de los años 80, la OMS hizo un llamamiento para erradicar la polio del mundo. Este hecho condujo poco después en Europa a la puesta en marcha de campañas masivas de inmunización. Así, sesenta millones de niños recibieron dos dosis extras de la vacuna cada año entre 1995 y 1998. Y desde 1997 se efectuaron campañas de vacunación «puerta a puerta» en las áreas de mayor riesgo de los países europeos. Además de la inmunización masiva y continuada, los países europeos adoptaron una política de vigilancia para detectar rápidamente casos importados que pusieran en peligro los progresos alcanzados. Así, el pasado año se detectaron tres casos en Roma que afectaron a niños que procedían de Bulgaria y otro caso en Georgia, los cuatro producidos por un virus originario de la India. Una muestra de esa amenaza fueron las dos muertes y los 71 niños que quedaron paralíticos en una comunidad de Holanda que había rechazado la vacunación. Por este motivo, la OMS insistió ayer en que la mejor forma para minimizar este riesgo para Europa es impulsar la erradicación mundial del virus, lo que requeriría aumentar, en 2005, en 275 millones de dólares los fondos disponibles. Desde que esta iniciativa mundial fue puesta en marcha en 1988, sólo otras dos regiones habían recibido la certificación como zonas libres de polio. Se trata de América, en 1994, y la región occidental del Pacífico, en 2000. A nivel mundial, el número de casos descendió desde 350.000 en 1988, a 480 en 2001 y en sólo diez países, donde el virus aún es endémico.

Casos en España

Los últimos casos autóctonos de poliomielitis en España fueron los ocurridos en un brote registrado en Andalucía en los años 1987-88, que afectó a población marginal no vacunada. Según el Instituto de Salud Carlos III, en 1989 se detectaron dos casos de polio, uno importado de Mauritania y el segundo compatible con polio asociado a la vacunación (el riesgo de parálisis asociada a la vacuna es de aproximadamente 1 caso cada 2.400.000 dosis). En 1995 hubo un caso en Cataluña, probablemente asociado a vacunación, detectado de forma retrospectiva. En 1999 se notificó un caso de polio post-vacunal en un niño de cinco meses en Murcia, tras recibir una primera dosis de la vacuna. Junto a las campañas de vacunación y vigilancia, los científicos trabajan en la catalogación de todas las muestras de poliovirus conservadas en Europa con el fin de asegurar que existe un eficaz confinamiento de este peligroso microorganismo.