ABC
PREVENCIÓN

El PSA antes de los 55 años no aporta beneficios en la detección del cáncer de próstata

Un estudio muestra que solo un pequeño porcentaje de pacientes se podría beneficiar del cribado mediante este marcador en varones por debajo de esa edad

MADRIDActualizado:

El cribado del cáncer de próstata con el test del antígeno prostático (PSA) antes de la edad de 55 años podría tener un valor bastante limitado. Así lo sugiera una investigación que se acaba de presentar en el VII Encuentro Europeo Multidisciplinario sobre Cánceres Urológicos que se celebra en Barcelona.

El uso de PSA para detectar el cáncer de próstata ha sido motivo de múltiples controversias. Se calcula que la prueba puede reducir la mortalidad por cáncer de próstata en 1 caso por cada 98 hombres seleccionados. Sus principales detractores sostienen que el PSA produce un sobrediagnostico que hace que por cada 100 pacientes, 5 reciban tratamiento innecesariamente. Y los tratamientos son muy agresivos y causan efectos secundarios significativos, como la incontinencia y / o impotencia.

Pero hasta ahora la balanza no se ha inclinado hacia ningún y la mayoría de las principales directrices de urología que recomiendan la evaluación aseguran que el PSA no debe ser ofrecidos de forma activa (como ocurre con la mamografía, por ejemplo), sino que cada paciente debe decidir. Pero según estos nuevos resultados, incluso si se da libertad de elección a los pacientes, el test del PSA no supone un beneficio adicional si se hace antes de los 55 años.

El estudio realizado por investigadores de la Universidad Erasmus, de Rotterdam (Países Bajos), ha analizado los resultados de 6.822 varones que participaban en el estudio Europeo de Detección del Cáncer de Próstata. El cribado se inició en el período 1993-1997, cuando los participantes tenían edades comprendidas entre 55 y 59 años, y fueron seguidos hasta que cumplieron los 75. Al inicio del estudio, el cribado diagnosticó 189 casos de cáncer de próstata, pero cuando concluyó se observó que 40 de los 189 habían fallecido, 19 a causa de una metástasis causad por un cáncer y 21 por cáncer de próstata. Los resultados muestran que este grupo de 40 hombres representan el único que podría haberse beneficiado de una detección temprana.

Efectos secundarios

Para el autor del ensayo, Leonard Bokhorst, los resultados sugieren que la mayoría de los beneficios del cribado sólo aparecen cuando éste se hace después de los 55 años de edad. Según el estudio «el 80-90% de los participantes en este estudio no se benefician de la detección precoz. De hecho, es más que probable que la detección provoque daños relacionados con los efectos secundarios como el estrés, la incontinencia y la impotencia».

Y aunque no existe una ‘verdad absoluta’, este nos lleva a creer que «recomendar el cribado antes de los 55 años no sería la mejor manera de mejorar la relación de daños / beneficios del cribado. Para la gran mayoría de los hombres, la única manera de mejorar la detección es cambiar el propio protocolo de cribado, por ejemplo cambiando el intervalo de la prueba de PSA, o si es posible por pasar a un método diferente de detección de cáncer de próstata», añade el investigador.