Muchas mujeres no saben que están sufriendo un infarto debido a que los síntomas que padecen no son conocidos
Muchas mujeres no saben que están sufriendo un infarto debido a que los síntomas que padecen no son conocidos - FOTOLIA

Estas son las diferencias entre los infartos en las mujeres y los hombres

Mientras que ellos sufren dolores torácicos durante un ataque al corazón, ellas padecen, entre otras cosas, dolor de estómago

ABC.ES
Actualizado:

Siempre se ha dicho que ellos son de Venus y ellas de Marte. Sin embargo, está poco extendido que esta afirmación es muy cierta en un ámbito tan peligroso como las enfermedades cardiovasculares. Y es que, como señala la Sociedad Española de Cardiología, los síntomas que denotan que se está sufriendo un infarto son totalmente diferentes en hombres y en mujeres.

Usualmente, las señales que más se asocian con el paro cardíaco (el cual se produce cuando se obstruye el flujo de sangre cargada de oxígeno que llega al corazón) son los que sufren los hombres. Éstos, de forma cotidiana, suelen ser dolor torácico (que puede ser intenso o leve y suele extenderse durante 20 minutos), ansiedad, y dificultad para respirar. En principio, cualquier persona sabe que, si padece alguno de estos síntomas, más le vale llamar al hospital.

Sin embargo, no sucede lo mismo en las mujeres, las cuales no suelen percatarse de que están padeciendo un ataque al corazón debido a que sus síntomas son diametralmente opuestos a los de los hombres. «Es muy importante que entre todos colaboremos para dar a conocer los efectos de la enfermedad cardiovascular entre las mujeres», destaca la Dra. Milagros Pedreira, cardióloga del Servicio de Cardiología y Unidad Coronaria del Centro Hospitalario Universitario de Santiago de Compostela (CHUS), en una entrevista realizada por la Sociedad Española de Cardiología.

Así pues, cuando una mujer sufre un ataque al corazón, padece unos síntomas poco conocidos por la sociedad. «Los síntomas de las mujeres son distintos de los que padecen los hombres. Cuando una mujer está sufriendo un infarto, puede notar ardor en la región superior del abdomen, tener mareo, malestar estomacal y sudoración. En la mayoría de casos, la mujer no se da cuenta de que está padeciendo un infarto porque no nota dolor en el pecho y cuando llega al hospital tiene peor pronóstico que un hombre» finaliza la experta.

En las mujeres y los ancianos, lo síntomas pueden ser también insomnio o diarrea, dolencias que, en principio, no parecen estar relacionadas con un ataque al corzón. En muy contadas ocasiones, incluso, se puede llegar a sufrir un infarto «invisible», el cual sucedería sin previo aviso y sin síntomas precedentes.