Sólo entre un 5 y un 10% de las personas que padecen SAHS han sido diagnosticados y tratados
Sólo entre un 5 y un 10% de las personas que padecen SAHS han sido diagnosticados y tratados - fotolia

Roncar en exceso y somnolencia durante el día, señales que alertan de apnea del sueño

Según un estudio de «Lancet», la prevalencia de este trastorno estaría en torno al 20% en las mujeres adultas y por encima del 40% en varones

Actualizado:

Uno de los trastornos más frecuentes a la hora de dormir es la apnea del sueño, que celebra hoy su Día Nacional.

También conocida como SAHS, se caracteriza por la obstrucción de las vías respiratorias repetidas veces durante el sueño que provocan paradas respiratorias que pueden durar entre unos pocos segundos y varios minutos. «La respiración recupera la normalidad con un ronquido fuerte o con un sonido gutural. De ahí que la persona más adecuada para detectar un Síndrome de apnea del sueño sea a menudo nuestra pareja», explica el doctor Carlos Egea, coordinador del Área de Sueño de SEPAR.

Una enfermedad con un bajo diagnóstico

«En España existen entre 1.200.000 y 2.150.000 pacientes con apnea relevante y un elevado infra diagnostico de casi el 80% que obliga a los expertos y a los médicos de atención primaria a estar atentos a la presencia de factores de riesgos», explica el doctor Egea.

Se considera síndrome de apnea de sueño cuando las paradas respiratorias en un adulto se producen al menos 30 veces en una hora. Sin embargo, un estudio reciente publicado en la revista « Lancet» considera que ya es síndrome de apnea de sueño relevante una cadencia de 15 paradas a la hora. «Basándonos en esta consideración se doblaría el porcentaje de varones adultos afectados llegando al 40% y en torno al 20% de las mujeres, convirtiendo este trastorno en un problema de salud grave», expone el doctor Carlos Egea.

El paciente tipo suele ser un varón con sobrepeso, roncador y mayor de 65 años. Sin embargo, este síndrome también afecta a las mujeres especialmente a partir de la menopausia. En general, los factores de riesgo de la apnea del sueño son el sobrepeso, la edad, el tabaco, el consumo de alcohol en las horas vespertinas, los sedantes y los tranquilizantes.

La causa debe encontrarse en la alteración de la vía aérea, especialmente la faringe, que se estrecha e incluso se cierra e impide el paso del aire. Este fenómeno se produce por la debilidad o excesiva relajación de la musculatura, por alteraciones anatómicas, factores hereditarios u otras causas desconocidas.

Consecuencias en la salud

La alteración de la estructura del sueño debido a la apnea de sueño provoca en los pacientes un descanso inefectivo que afecta su calidad de vida en aspectos muy diversos. Por un lado, la falta de descanso provoca somnolencia diurna, fatiga e irritabilidad, y puede ser causa de accidentes laborales, domésticos o de tráfico.

Por otro lado, las pausas respiratorias o apneas producen una bajada de los niveles de oxígeno en sangre y en otros órganos denominadas hipoxias. Estudios llevados a cabo por miembros de SEPAR relacionan las hipoxias con enfermedades cardiovasculares como la hipertensión arterial, la trombosis cerebral, la angina de pecho o el infarto de miocardio y más recientemente con una mayor incidencia de cáncer.

Un tratamiento sencillo y efectivo

El síndrome de apnea del sueño tiene un tratamiento que si bien no es curativo si es muy efectivo para evitar todos los riesgos implícitos en esta patología: la CPAP. La CPAP es un aparato que se utiliza mientras se duerme y que mediante una mascarilla «sopla» aire a presión positiva y continúa por lo que las vías respiratorias se mantienen abiertas y, en consecuencia, no se producen paradas respiratorias.

«La CPAP es altamente eficaz, pero necesita un periodo de adaptación. Acostumbrarse a dormir con una mascarilla y un aparato que insufla aire no es fácil ni para el paciente ni para el familiar, pero con un poco de tiempo y paciencia se consigue».

Un Aula para pacientes

En este sentido la Sociedad Española de Neumología y Cirugía Torácica, a través de su SeparPacientes y su Red Aulas Respira, organiza periódicamente sesiones formativas y participativas con pacientes que han sido diagnosticados de síndrome de apnea de sueño y sus cuidadores, para ayudarles a comprender mejor su diagnóstico e incentivarles a cumplir con su tratamiento con CPAP.

Entre el 17 y el 21 de septiembre, con motivo del Día Nacional de la Apnea que impulsa SEPAR, ocho hospitales de toda España organizan el Aula «SAHS, ronco y tengo Sueño» cuyos materiales didácticos ha patrocinado Philips Respironics. La sesión tiene un carácter eminentemente práctico: a través de vídeos testimoniales explica tanto a pacientes como a sus cuidadores cómo afecta esta enfermedad a su vida cotidiana y cómo el tratamiento con CPAP mejora rápidamente lo síntomas.

Entre los hospitales que organizan este «Aula Respira», se encuentran:

17 de septiembre:

–Hospital de la Santa Creu i de Sant Pau (Barcelona)

–Hospital Clínico «Lozano Blesa» (Zaragoza)

21 de septiembre:

–Hospital de Mollet (Barcelona)

–Hospital Infanta Leonor (Madrid)

–Hospital de La Princesa (Madrid)

–Hospital Morales Meseguer (Murcia)

–Hospital Virgen de los lirios Alcoi (Alicante)

–Hospital de La Ribera-Alcira (Valencia)