Un trabajador fumiga en las calles de Bangkok para repeler al mosquito portador que transmite el dengue
Un trabajador fumiga en las calles de Bangkok para repeler al mosquito portador que transmite el dengue - ABC

Móviles para predecir los brotes de dengue

Los registros de los teléfonos pueden ser utilizados para predecir la distribución geográfica y el calendario de las epidemias de dengue

Actualizado:

Un nuevo estudio dirigido por investigadores de la Escuela TH Chan de Salud Pública de Harvard (EE.UU.), revela que los registros de teléfonos móviles pueden ser utilizados para predecir la distribución geográfica y el calendario de las epidemias de dengue.

El número de personas en todo el mundo que se están volviendo vulnerables a este virus mortal va en aumento a media que el cambio climático amplía la gama del mosquito que transmite el dengue y los viajeros infectados propagan la enfermedad a través de fronteras.

Utilizando un gran conjunto de datos de los registros de teléfonos móviles analizados para estimar la movilidad humana, los investigadores de este trabajo desarrollaron un modelo innovador que puede predecir epidemias y alertar de manera temprana a los responsables políticos.

Fiebre alta y muerte

El dengue es la enfermedad transmitida por mosquitos que se extiende más rápidamente en todo el mundo, según la información de respaldo de un artículo sobre esta investigación que se publica en «The Proceedings of the National Academy of Sciences». La infección puede conducir a fiebre alta repentina, hemorragia y 'shock' y causa una mortalidad significativa.

Los científicos analizaron datos de un gran brote de dengue en Pakistán en 2013 y los compararon con un modelo de transmisión que desarrollaron centrándose en la información climática y los datos de movilidad obtenidos de los registros de llamadas. Se procesaron los datos de casi 40 millones de suscriptores de telefonía móvil en colaboración con Telenor Research y Telenor Pakistán.

Brotes

Los resultados mostraron que los patrones de movilidad en el país, revelados por los registros de llamadas, se podrían emplear para predecir con exactitud la extensión geográfica y el momento de los brotes en lugares de recientes epidemias y la aparición de puntos problemáticos.

«Hacen falta modelos predictivos precisos que identifiquen cambios en la vulnerabilidad a los brotes de dengue para la preparación y la contención de la epidemia del virus -plantea Caroline Buckee, autora del estudio-. Dado que se están recogiendo continuamente los datos de los teléfonos móviles, podrían emplearse para ayudar a los programas de control de los planes nacionales en tiempo real».