La mielofibrosis es un tumor de la sangre
La mielofibrosis es un tumor de la sangre - FLICK

Un inhibidor de la telomerasa demuestra su beneficio en tumores de la sangre

Imetelstat anteriormente se había probado en tumores sólidos (mama, pulmón) y no había obtenido la respuesta terapéutica adecuada, por lo que se abandonaron para estas indicaciones

Actualizado:

Imetelstat, un fármaco que inhibe la telomerasa, acaba de demostrar su valor potencial en el tratamiento de pacientes con mielofibrosis y con trombocitopenia . Los resultados de dos estudios publicados en la revista « The New England Journal of Medicine» confirman el posible papel que pueden tener estos medicamentos, todavía en fase de desarrollo, en el tratamiento de algunos cánceres. El Imetelstat es un inhibidor de la telomerasa basado en la molécula de ARN de la telomerasa que se empezó a desarrollar tras el clonaje de esta molécula en 2005.

Actualmente, explica a ABC María Blasco, Directora del Centro Nacional de Investigaciones Oncológicas (CNIO) y no hay ningún fármaco que dirigido a los telómeros que esté ya aprobado. De momento, señala la jefa del Grupo de Telómeros y Telomerasa del CNIO, «lo más avanzado son ensayos clínicos en humanos en fase 2». En este sentido, el fármaco más avanzado es el inhibidor Imetelstat que se describe en estos trabajos, que anteriormente se había probado en tumores sólidos (mama, pulmón) y no había obtenido la respuesta terapéutica adecuada, por lo que se abandonaron para estas indicaciones. Sin embargo, añade, «estos dos trabajos demuestran efectos en dos neoplasias hematológicas concretas y son prometedores para que se siga desarrollando el fármaco a las siguientes fases para estas neoplasias en concreto».

Médula ósea

La mielofibrosis es un cáncer de la médula ósea que provoca una menor producción de células sanguíneas, mientras que la trombocitemia esencial es una neoplasia mieloproliferativa que se asocia con riesgo arrugada de complicaciones trombóticas o hemorrágicas, o ambos, y puede convertirse en mielofibrosis y, en casos raros, pueden transformar la forma de leucemia aguda.

Los estudios, asegura Ayalew Tefferi, MD, hematólogo de la Clínica Mayo (EE.UU.) confirman que imtelstat posee una actividad anti-clonal selectiva y una capacidad inhibición del crecimiento de células cancerosas que no habíamos visto previamente documentada con otros fármacos.

Por lo general, la mielofibrosis se caracteriza por la cicatrización ósea, y, aunque los pacientes pueden obtener alivio sintomático con otros tratamientos, como ruxolitinib, por lo general la médula ósea no vuelve a la normalidad, explica Tefferi. Sin embargo, subraya, «algunos pacientes tratados con imetelstat han conseguido una médula ósea normal».

En el primero de los estudios, el de los pacientes con mielofibrosis, los investigadores analizaron a 33 pacientes con una edad media de 67 años. Casi la mitad de los pacientes había recibido tratamiento previo y los resultados mostraron observaron una remisión completa o parcial en siete de ellos. La mediana de duración de la respuesta completa fue 18 meses. En el otro trabajo se analizó a 18 pacientes y 16 de ellos (89%) tuvieron una respuesta hematológica completa.

Activar la telomerasa

Pero además de inhibir la actividad de los telómeros, las estructuras que protegen los cromosomas, también se pueden activar. Explica Blasco que la «activación de la telomerasa para alargar los telómeros es de gran interés para el tratamiento de varias patologías caracterizadas por telómeros muy cortos como la anemia aplásica, la fibrosis pulmonar, etc., pero también para enfermedades producidas por el envejecimiento del organismo como el infarto, las enfermedades neurodegenerativas, etc.». En este sentido, comenta, existen «terapias, como la terapia génica con telomerasa, que se han mostrado efectivas en modelos animales, pero todavía no se han iniciado ensayos clínicos. Estas terapias se están desarrollando en CNIO a través de un acuerdo con Roche y han generado varias patentes».