El cirujano Joan Figueras (izq) junto con el paciente al que le han extirpado el cáncer de páncreas
El cirujano Joan Figueras (izq) junto con el paciente al que le han extirpado el cáncer de páncreas - Hospital Josep Trueta

Médicos españoles extirpan el cáncer de páncreas a un paciente con solo meses de vida

Según el cirujano líder de la operación, hasta ahora 9 de cada 10 pacientes no podían ser intervenidos. Con este procedimiento pionero un 20% más podrá hacerlo

Actualizado:

Solo el 10% de los pacientes con cáncer de páncreas pueden someterse a una operación para extirparlo. Entre los operados, apenas el 15% de los operados sobrevive cinco años después de la intervención. Así lo afirma Joan Figueras, cirujano y líder del equipo de médicos que han extirpado el cáncer a un paciente con apenas meses de vida en una operación pionera en España. Indica que, gracias a ella, tres de cada diez enfermos podrán arrancar de su cuerpo este «mal».

El paciente de 47 años había sido operado en otro hospital pero los especialistas no pudieron extraerle al tumor porque afectaba tres arterias vitales para su supervivencia: la hepática, esplénica y gástrica, responsables de conducir la sangre al hígado, bazo y estómago. Los médicos solo le dieron seis meses más de vida.

Sin embargo, un equipo multidisciplinar del Hospital Josep Trueta de Gerona liderado por el cirujano Joan Figueras ha logrado extirpárselo en una operación pionera en España. Para conseguirlo, sometieron al paciente a seis sesiones de quimioterapia para disminuir el tamaño del cáncer. Después, los radiólogos lo embolizaron, es decir, taparon el tronco celíaco, donde se encuentran las arterias que llevan la sangre al hígado, bazo y estómago «para sustituir la función de esas arterias y que desarrollase una circulación sustitutoria», explica Joan Figueras.

La operación, que duró cinco horas, consiguió extirpar la mitad del pancreas junto al tronco celíaco, el bazo, los ganglios de la zona y la glándula suprarrenal. Fue un éxito: «El paciente a los cinco días de la operación se fue a su casa. Come de todo, lleva una vida normal y ha reemprendido su trabajo original un paciente que le habían dado seis meses de vida», indica el cirujano. Sin embargo, no se podrá decir que está curado hasta que pasen cinco años desde su intervención, recuerda.

El cirujano cree que esta intervención pionera permitirá rescatar más enfermos para la cirugía, pero no a todos: «Los que desarrollen metástasis, "tumores hijos”, esto ya no se les puede practicar. Solo en pacientes que tienen el cáncer localmente avanzado». Aún así, indica que, gracias a esta intervención pionera, se incrementará en un 20% los pacientes que puedan operarse y extirpar su cáncer de páncreas.