Bacteria de la tuberculosis
Bacteria de la tuberculosis - Stewart Cole/EPFL

Un antiácido para la tuberculosis

Lansoprazol demuestra ser capaz de eliminar la bacteria que causa esta enfermedad infecciosa en las células pulmonares

Actualizado:

Después de probar de miles de medicamentos para encontrar el mejor tratamiento para la tuberculosis, los investigadores de la EPFL (Suiza) han identificado que un medicamento utilizado habitualmente como antiácido para las molestias estomacales podría ser una buena opción para esta enfermedad, solo superada por el VIH y es sida en cuanto a mortalidad por enfermedad infecciosa en el mundo: se trata del lansoprazol.

La tuberculosis sigue siendo una pandemia mundial; solo en 2013 causó 1,5 millones de muertes y casi nueve millones de nuevas infecciones. Además existe un grave problema de resistencia a los medicamentos, lo que ha generado la urgente necesidad de encontrar nuevos medicamentos. Y, según el estudio que se publica en « Nature Communications», el lansoprazol, un ampliamente utilizado podría ser un excelente candidato.

Uno de los mayores problemas para desarrollar un fármaco eficaz contra la tuberculosis, y contra cualquier otra patología, radica en que los ensayos preclínicos y clínicos pueden demorarse más de 10 años. Hay millones de nuevos compuestos químicos que están siendo probados por su capacidad para interrumpir el crecimiento de M. tuberculosis en el tubo de ensayo, pero pocos llegan a los ensayos clínicos.

Más rápido y barato

Pero según los investigadores de la UPFL se puede acelerar este proceso. Hay miles de fármacos ya aprobados para su uso en seres humanos que podrían ser reutilizados como medicamentos contra la tuberculosis, y acortar el tiempo y el coste en el desarrollo de nuevos medicamentos.

Esta es la estrategia adoptada por el equipo de Stewart Cole. Su trabajo se basa en el uso de un sistema robotizado que administra fármacos candidatos a las células pulmonares cultivadas que han sido infectadas por la bacteria que causa la tuberculosis. De esta forma pueden trabajar a través de las bibliotecas masivas de fármacos candidatos con mayor rapidez y precisión en periodos de tiempo mucho más breves. Así, y tras analizar miles de fármacos, los científicos identificaron al lansoprazol como un medicamento con un gran potencial.

Lansoprazol elimina a las bacterias después de que las células humanas lo conviertan en un metabolito que contiene azufre

Y el lansoprazol se mostró era eficaz contra el bacilo de la tuberculosis, pero solo cuando la bacteria crecía dentro de las células. Tras analizar la biología subyacente, vieron que lansoprazol elimina a las bacterias después de que las células humanas lo conviertan en un metabolito que contiene azufre. Dicha metabolito, explican se dirige a una enzima particular que es crucial para que la bacteria puede producir energía, por lo que se acaba por morir. Además, cuando los científicos probaron el lansoprazol contra una amplia gama de otras bacterias resultó ser muy selectivo para la tuberculosis.

Lansoprazol pertenece a una clase de fármacos conocidos como « inhibidores de la bomba de protones» que evitan la acidez estomacal y las úlceras. «Los inhibidores de la bomba de protones son seguros y se consten en todo el mundo», afirma Stewart Cole, por lo que al ser muy activos frente a cepas resistentes a los fármacos «nos ofrece una excelente oportunidad para tratar la tuberculosis».