La obesidad es una de las principales causas de la subida del colesterol «malo»
La obesidad es una de las principales causas de la subida del colesterol «malo» - fotolia

Visto bueno en EE.UU. a nuevos fármacos que logran un colesterol «malo» ultrabajo

Los expertos aconsejan a la agencia oficial que apruebe los medicamentos, que reducen los niveles hasta 15

Actualizado:

La batalla contra el exceso de colesterol, una de las principales causas de enfermedad cardiovascular, podría contar en unos años con una poderosa arma. Un grupo de expertos ha dado su respaldo para que la agencia del medicamento de Estados Unidos, la FDA, apruebe la comercialización de medicamentos que podrían abrir una nueva era en la lucha contra las enfermedades del corazón.

El apoyo a los nuevos medicamentos se produce incluso antes de que se hayan completado los ensayos clínicos, ya que hasta 2017 no estarán terminados. Sin embargo, la opinión favorable se impuso al considerar que muchos pacientes que han sufrido ya ataques cardiacos no pueden esperar dos años a que se culmine el proceso de experimentación.

En concreto, se trata del alirocumab, de los laboratorios Sanofi y Regeneron Pharmaceuticals, y del evolocumab, de Amgen. El primero recibió el visto bueno del panel de especialistas el pasado martes con un resultado de 13-3 en la votación y el segundo se iba a someter ayer a su examen. La FDA normalmente sigue las indicaciones de los expertos que consulta.

Estos fármacos, que se inyectan cada dos semanas o una vez al mes, actúan imitando mutaciones en un gen, el PCSK9, que protegen a las personas de sufrir un ataque al corazón y que logran bajar el LDL o colesterol «malo» entre un 40 y un 65 por ciento, incluso si el punto de partida para la medición ya era fruto de una reducción lograda con estatinas, el medicamento habitual en la actualidad.

Estos fármacos son «un triunfo de la revolución genética moderna», ha proclamado en «The New York Times» el cardiólogo del Centro Médico de la Universidad de Stanford Joshua W. Knowles.

Blindaje frente a ataques

Los científicos llevan en torno a una década trabajando en este tipo de fármacos. Esta nueva vía de investigación se abrió cuando se descubrió que existían personas que habían nacido con una copia mutada del citado gen y que esa circunstancia parecía protegerlas frente a las enfermedades cardiacas. Entonces los investigadores se toparon con dos mujeres jóvenes con copias del gen desactivadas y que tenían un colesterol sorprendentemente bajo, sin pasar de 15 –una persona sin problemas de colesterol ronda los 100–. Esto les llevó a plantearse que se podría bloquear ese gen para lograr que los niveles del colesterol «bajo» se desplomaran.

Pero existen dudas acerca de si reducir estos niveles por debajo de 15, como se ha observado en los ensayos clínicos, es realmente saludable. De hecho, en el caso de Sanofi, se establece reducir la dosis del medicamento cuando se baja de 25. En todo caso, los nuevos pasos dados traen esperanzas a aquellos pacientes con altos niveles de colesterol que no son capaces de reducirlo con estatinas o que no las toleran.