Personas con hepatitis piden acceso a los nuevos fármacos
Personas con hepatitis piden acceso a los nuevos fármacos - AFP

Nuevos fármacos logran curar la hepatitis C en casi todos los casos

El un tratamiento combinado -daclatasvir, asunaprevir y beclabuvir-, alcanza una eficacia superior al 90%, incluso en pacientes con cirrosis

Actualizado:

El arsenal terapéutico para el tratamiento de la hepatitis C se amplia y cada vez más pacientes van a poder curarse. Dos nuevos estudios que se publican en « JAMA» demuestran una alta eficacia de un tratamiento combinado -daclatasvir, asunaprevir y beclabuvir- para los pacientes con el virus de la hepatitis C crónica (VHC) genotipo 1 y con o sin cirrosis después de 12 semanas de tratamiento. Los datos que el tratamiento tenían una eficacia casi total, del 93%

Se calcula que en el mundo viven más de 130 millones de personas con el VHC, un virus que provoca la muerte a 350.000 personas cada año. De los siete genotipos del VHC identificados, el 1 es la más frecuente en todo el mundo -representa el 60% de las infecciones-.

El primer estudio, coordinado por Fred Poordad, de la Universidad de Texas Health Center (EE.UU.), valoró la respuesta virológica sostenida en pacientes que recibieron una combinación dos veces al día de daclatasvir, asunaprevir y beclabuvir. El trabajo incluyó a pacientes tratados o no previamente y se ha realizado en 66 centros de EE.UU., Canadá, Francia y Australia.

Se estima que el 20% de los pacientes con infección crónica por el VHC desarrollará cirrosis

Y los resultados fueron muy positivos: 379 de 415 pacientes (91,3%) se curaron: 287 de los 312 pacientes sin tratamiento previo (92%) y 92 de los 103 pacientes tratados previamente (89,3%). Solo hubo fracaso virológico en un 8% de los pacientes.

Con cirrosis

En el otro trabajo el equipo de Andrew J. Muir, del Centro Médico de la Universidad de Duke (EE.UU.) evaluó la eficacia del tratamiento con daclatasvir, asunaprevir y beclabuvir en pacientes, con o sin tratamiento previo, con hepatitis C crónica infección por genotipo 1 y cirrosis hepática.

Se estima que el 20% de los pacientes con infección crónica por el VHC desarrollará cirrosis. Las personas con cirrosis tienen un mayor riesgo de cáncer de hígado y de muerte, por lo que cada vez más urge un tratamiento libre de interferón eficaz y bien tolerado.

Preocupa el acceso y la asequibilidad de estas terapias, la mejora en la calidad de vida y la rentabilidad

En este caso, los pacientes procedentes de 49 centros de EE.UU., Canadá, Francia y Australia fueron tratados durante 12 semanas con la combinación de 3 fármacos, y controlados hasta 24 semanas después de la finalización del tratamiento. Los resultados una eficacia superior al 90% en los pacientes que no habían sido tratados previamente: 93% de los pacientes que recibieron la combinación y en 98% en los que además se administró ribavirina. En cuanto a los pacientes que sí habían recibido tratamiento previo, la respuesta fue del 87% en los que recibieron la terapia combinada, y del 93% en los que además fueron tratados con ribavirina.

Estos dos estudios son una buena noticia para los pacientes con hepatitis C, hayan sido o no tratados con anterioridad, apunta en un editorial Hari Conjeevaram, de la Universidad de Michigan (EE.UU.). No obstante, advierte, «a pesar del progreso y el éxito en la erradicación viral, hay muchas cuestiones todavía sin respuesta», entre las que se encuentra «el acceso y la asequibilidad de estas terapias, la mejora en la calidad de vida y la rentabilidad». En su opinión es el momento de reflexionar sobre estos desafíos y encontrar soluciones porque la influencia de la infección por VHC en la sociedad global es un desafío permanente.