Algunos niños son más vulnerables a la gripe
Algunos niños son más vulnerables a la gripe - FOTOLIA

Errores en los genes determinan nuestra vulnerabilidad a la gripe

La enfermedad, en algunos casos, puede resultar mortal, aunque los expertos no sabían las razones

Actualizado:

La mayoría de las personas se recuperan de una gripe al cabo de un tiempo; sin embargo para otras la gripe puede ser una enfermedad mortal, o al menos de graves consecuencias. Los expertos no han podido determinar qué es lo que hace más vulnerable a unas personas frente a este virus pero, según un artículo que se publica en « Science», la causa puede estar en los genes.

Un equipo internacional del Laboratorio de Genética Humana de Enfermedades Infecciosas ha analizado el genoma de una niña que contrajo una forma grave de la gripe a los dos años y medio, y así han descubierto que es portadora de una mutación genética, desconocida hasta ahora, que causa una sutil disfunción en su sistema inmunológico. Los expertos creen que determinadas mutaciones genéticas podrían ser la causa de algunas formas graves de la gripe en los niños y sugieren, en cualquier caso, que el sistema inmune de la niña carece de algunos mecanismos que la protegerían frente al virus, que sí los tienen la mayoría de los humanos.

En las personas más vulnerables la gripe pueden causar dificultad respiratoria aguda, que es potencialmente mortal

La gripe estacional es una infección viral aguda causada por un virus. Se caracteriza por fiebre alta, dolores de cabeza, musculares, etc. Aparte de la vacunación, su tratamiento es solo sintomático, pero en la mayoría de los casos, los pacientes se recuperan al cabo de una semana; sin embargo, en las personas más vulnerables la gripe pueden causar dificultad respiratoria aguda, que es potencialmente mortal.

La gripe suele ser más grave en aquellas personas con factores de riesgo conocidos, como la enfermedad pulmonar crónica. No obstante, la causa de la mayoría de los casos mortales sigue siendo inexplicable, especialmente en los niños. También resulta sorprendente para los investigadores la ausencia de casos graves en pacientes con inmunodeficiencias, que debería incrementar la susceptibilidad a las infecciones.

Hipótesis

A partir de estas observaciones, los investigadores coordinados por Jean-Laurent Casanova, del INSERM-Universidad París Descartes (Francia) y Laurent Abel, de la Universidad Rockefeller (EE.UU.), formularon la hipótesis que sugería que la gravedad de la gripe en niños sanos podría ser el resultado de errores genéticos.

Para demostrarla secuenciaron el genoma completo de una niña de 7 años de edad que había contraído una forma grave de la gripe (influenza A H1N1), que precisó su ingreso en una unidad de cuidados intensivos pediátricos en enero de 2011 cuando tenía dos años y medio. En ese momento no presentaba ninguna otra patología conocida que podría haber sugerido una mayor vulnerabilidad al virus que la de otros niños.

Este análisis, junto con el de los genomas de sus padres, ha permitido demostrar que la niña había heredado un alelo mutado del gen que codifica para el factor regulador del interferón (IRF7) de sus dos padres. IRF7 es un factor de transcripción que se sabe que amplifica la producción de interferones en respuesta a una infección viral en ratones y humanos.

Alelos mutados

Al contrario que en sus padres, en los que la mutación de un único alelo del gen no tiene ninguna consecuencia, en la niña la mutación de ambos alelos del gen que codifica IRF7 había llevado a su inactivación. Y como resultado, el sistema inmune de la niña era incapaz de producir interferones, lo que alteraba sus defensas contra la infección por el virus de la gripe.

Gracias a una amplia serie de experimentos en células de la sangre, células dendríticas en particular, y mediante la generación de células de pulmón a partir de células madre extraídas de la niña, los investigadores encontraron pruebas de que las mutaciones observadas explicaban el desarrollo de una gripe más grave. Los investigadores apuestan ahora por buscar mutaciones en este u otros genes en otros niños tras un episodio de gripe grave inexplicable.

Y teniendo en cuenta estos datos, los expertos creen que las estrategias terapéuticas basadas en los interferones recombinantes, ya disponibles, pueden ayudar a combatir las formas graves de la gripe en la población infantil.