«Hemos logrado una verdadera interfaz entre un sistema biológico y uno tecnológico»

El cirujano Aidan Roche es el autor de los tres primeros trasplantes de una mano biónica del mundo

Actualizado:

Esta semana se han dado a conocer los tres primeros casos de trasplante de una ‘mano biónica’. Una decisión arriesgada, ya que debían sufrir una amputación de su mano lesionada para que se trasplantara la mano ‘artificial’ hace que la técnica sea, de alguna manera controvertida. El cirujano autor de esta innovadora técnica, Aidan Roche, de la Universidad Viena (Austria), ha hablado para ABC sobre algunos aspectos de la técnica.

- ¿Se puede hablar realmente de ‘mano biónica’?

- Debido a que los pacientes descritos en « The Lancet» necesitan una reconstrucción biológica en términos de micro y cirugía de los nervios para ser capaces de controlar un miembro robótico, describimos la técnica como la ‘reconstrucción biónica’, que es una verdadera interfaz entre un sistema biológico y uno tecnológico.

- ¿Qué tipo de funciones pueden hacer los pacientes?

- Las prótesis las permiten abrir y cerrar la mano, girar a la muñeca y, algunos dispositivos avanzados, permiten patrones de agarre específicos. Con estas funciones, la prótesis sirven como una mano de ayuda para las actividades de la vida diaria y las tareas bimanuales, incluso complejas, como abrochar botones o atarse los zapatos.

- ¿Cuáles son las principales dificultades para hacer las conexiones neuronales necesarias para que la información viaje del cerebro a la mano biónica?

- Todos los pacientes sufrieron lesiones en los nervios que salen de la médula espinal, alrededor de la región del cuello, y luego van a comunicarse con el brazo. Dichos nervios están ubicados en una especie de cruce de caminos complejo conocido como el plexo braquial, que tiene diferentes raíces y ramificaciones. Las raíces más bajas de dicho cruce, que suministra la información precisa para controlar la mano y recibir sensaciones, se habían desgarrado irreversiblemente. Esto genera una mano disfuncional. Nuestra principal dificultad era determinar qué cantidad de la poca información que todavía estaban circulando el antebrazo, para así crear señales musculares útiles que, si bien eran demasiado débil para controlar una mano biológica, eran lo suficientemente fuertes para controlar una mano protésica.

- Usted habla de que es necesaria una rehabilitación integral, ¿qué significa?

- Después de la regeneración del nervio con éxito, los pacientes tienen que aprender a controlar su nueva actividad muscular. Esto puede ser un obstáculo considerable de superar, ya que algunos pacientes pueden no haber utilizado su mano durante mucho tiempo (hasta 17 años en nuestro estudio). Por lo tanto, la capacidad mental para controlar la mano puede estar muy reducida. En este centro de rehabilitación, la retroalimentación visual (señal electromiográfica en una pantalla de ordenador o la prótesis sobre la mesa) se utiliza para el control cognitivo de señales de los músculos y el control de prótesis final. Este proceso puede demorarse unos 9 meses.

- ¿Qué pacientes se beneficiarán de esta técnica?

- Hasta ahora la ‘reconstrucción biónica’ sólo se ha realizado en la Universidad de Medicina de Viena. No es una técnica que está indicada para todos los pacientes, ya que debe ser evaluada de manera individual. En este estudio sólo se incluyeron los pacientes que tenían una mano sin función sin sensación después de una lesión nerviosa global y después del fracaso de todas las reconstrucciones quirúrgicas previas. En particular, es muy importante el tiempo entre la lesión y la derivación para la reconstrucción biónica, ya que puede significar que los nervios están irreversiblemente dañados y no pueden ser reparados por los medios quirúrgicos existentes.

- ¿Y quién no?

- Las contraindicaciones absolutas para la inclusión en este estudio fueron la presencia de la sensación útil en la mano, un hombro inestable, y una incapacidad para levantar el antebrazo ante una resistencia. Los resultados de la reconstrucción biónica permiten al paciente llevar a cabo sus actividades normales de la vida diaria sin necesidad de volver al hospital, al menos después del seguimiento que hemos realizado.

- Las personas amputadas hablan de ‘dolor fantasma’, ¿ha ocurrido en esta caso?

- La mayoría de los pacientes con lesiones por avulsión del plexo braquial tienen un tremendo dolor en su extremidad. Esto también puede ser llamado ‘dolor del miembro fantasma’, ya que el daño a los nervios en estos casos puede ser visto como una ‘amputación interior’. Y hemos visto que cuando los pacientes reciben su nueva prótesis de mano poco después de la amputación electiva, la forma en que el cerebro percibe esta nueva mano también cambia de una manera positiva. El dolor del miembro fantasma disminuye. Aparte de la función de la mano recién adquiridos, la reducción del dolor es de enorme importancia para estos pacientes.