FOTOLIA

El tabaco causa daños en el cromosoma Y en los hombres

El estudio además explicaría por qué los hombres tienen más riesgo a padecer un cáncer de pulmón si fuman, ya que se sabe que la pérdida del cromosoma Y está relacionada con el cáncer en general

Actualizado:

Fumar puede hacer que los hombres sufran una pérdida del cromosoma masculino, el Y. Lo acaba de demostrar un equipo de la de la Universidad de Uppsala (Suecia) que ha visto que existe una fuerte asociación entre el consumo de tabaco y la pérdida del cromosoma Y en las células sanguíneas. Su trabajo se publica en « Science».

El estudio además explicaría por qué los hombres tienen más riesgo a padecer un cáncer de pulmón si fuman, ya que se sabe que la pérdida del cromosoma Y está relacionada con el cáncer en general, por lo que como los hombres únicamente poseen el cromosoma Y, fumar sería un factor de riesgo mayor para hombres.

A estas alturas nadie discute que el consusumo de tabaco es un importante factor de riesgo para numerosas enfermedades, además del cáncer de pulmón. Son muchos los estudios epidemiológicos que muestran que los varones fumadores tienen mayor riesgo de desarrollar cualquier otro tipo de cáncer que las mujeres fumadoras. Y ahora, en este trabajo los investigadores han visto que hay una poderosa asociación entre el tabaquismo y el daño genético en los hombres, lo que podría explicar esta diferencia de sexo.

Este mismo grupo ya había demostrado en 2014 que hay una asociación entre la pérdida del cromosoma Y en sangre y un mayor riesgo de cáncer en un trabajo publicado en « Nature Genetics». «Ahora -señala Lars Forsberg- hemos probado si había factores del modo de vida o clínicos que podrían estar vinculados a la pérdida de este cromosoma». Y entre un gran número de factores que se estudiaron, como la edad, la presión arterial, la diabetes, el consumo de alcohol y el tabaquismo, «hemos identificado sque la pérdida del cromosoma Y en células sanguíneas es muchos más frecuente en los fumadores que en los no fumadores», comenta Forsberg, de la Universidad de Uppsala.

Buenas noticias

La investigación también demuestra que existe una asociación dosis-dependiente entre el tabaquismo y la pérdida del cromosoma; es decir, la pérdida del cromosoma Y es más común en aquelllas personas que más fuman. Además, señalan los investigadores, la relación únicamente válida para aquellos que fumaban en el momento del estudio, mientras que los que habían fumado, pero lo habían dejado, tenía la misma canntidad de células con la pérdida del cromosoma Y que los hombres que nunca habían fumado. Es decir, afirma Forsber: «el proceso es reversible», lo que es una buena noticia y un «acicate para aquellos hombres que fuman para que lo dejen de hacer».

Sin embargo los investigadores no han podido determninar cómo la pérdida del cromosoma Y inducida por el tabaquismo está conectada con el desarrollo del cáncer, pero no solo el de pulmón. Los expertos especulan en que las células inmunes en la sangre, que han perdido su cromosoma Y, tienen menos capacidad para luchar contra las células tumorales.