Los hijos pueded heredar la obesidad de su padres
Los hijos pueded heredar la obesidad de su padres - FOTOLIA

Demuestran que la obesidad se hereda durante generaciones

Un estudio del Hospital Germans Trias i Pujol permite entender porqué hay gente obesa y cómo afecta directamente la dieta de los progenitores

Actualizado:

Un consumo alto de azúcar de los padres puede provocar obesidad en sus descendientes, según un estudio científico internacional en el que han participado investigadores del Instituto de Medicina Predictiva y Personalizada del Cáncer (IMPPC) del Hospital Germans Trias i Pujol de Badalona.

El estudio se ha llevado a cabo experimentando cómo la ingesta de altas cantidades de azúcares en moscas de la fruta entre dos y un día antes del apareamiento provoca obesidad en su descendencia. Según ha explicado la investigadora principal del IMPPC, Tanya Vavouri, la obesidad estaría causada porque la alta ingesta de azúcar por parte de las moscas los días antes del apareamiento afecta directamente a la expresión genética del embrión.

Publicado en « Cell», el trabajo proporciona información detallada sobre cómo ciertas características metabólicas son heredadas, y podría servir para que los investigadores determinen si en los obesos se puede alterar el metabolismo al principio de la vida o más adelante.

Expresión de genes

Vavouri ha indicado que las altas ingestas en azúcares incrementan la expresión genética a través de cambios epigenéticos que afectan a la actividad de los genes, pero sin cambiar la secuencia fundamental del ADN de la muestra, según han podido comprobar en ensayos con moscas y ratones.

La investigadora ha señalado que, pese a que este estudio es «básico», los descendientes de las moscas macho que habían estado sometidos a dieta con azúcar «se mostraron con cuerpos notablemente más gordos». Según Vavouri, pese a que el experimento se ha realizado en moscas de la fruta y en ratones, los resultados demuestran «»cómo la obesidad sí puede ser heredada por generaciones».

Las moscas de la fruta son una valiosa muestra para la comunidad científica gracias a su rápida reproducción, lo que permite a los investigadores trazar los detalles de cómo la nutrición afecta a la epigenética y cómo esta puede ser alterada. La investigadora ha apuntado que «esta investigación da una idea de cómo este tipo de información genética puede ser transmitida de progenitores a sus descendientes», y ha asegurado que les ayuda a concretar «cómo la dieta de los padres puede afectar e incrementar el riesgo de sus hijos a sufrir obesidad».

Aún así, Vavouri ha admitido que, de momento, esta investigación «no se traducirá en ningún medicamento, pero sí permitirá a la comunidad científica entender porqué hay gente obesa y cómo afecta directamente la dieta de los progenitores». La investigadora ha destacado las similitudes en el sistema de regulación genética que comparten los ratones o las moscas con los seres humanos, por lo que el estudio «indica que los mecanismos de cambios epigenéticos de los humanos son muy parecidos y permiten hacer una observación fiable».