Bacteria de la legionela
Bacteria de la legionela - FOTOLIA

Diez cosas que debemos saber de la legionela

España es, junto a Italia y Francia, el país donde más casos de legionelosis se notifican, según el Centro Europeo para la Prevención y Control de Enfermedades (ECDC)

Actualizado:

Son ya cuatro los fallecidos por el brote de legionelosis de Sabadell. La enfermedad solo causa problemas graves e incluso la muerte en personas que ya sufren patologías o tienen su sistema inmune deprimido.

1. ¿Qué es?

La legionelosis es una enfermedad bacteriana que puede producir neumonía. Está causada por la bacteria de la legionela, un microorganismo muy ubicuo que vive libre en el ambiente y está presente en todos los hábitats acuáticos: aguas superficiales de lagos, ríos, estanques, e incluso aguas termales, etc.

2. ¿Cómo puede llegar a las personas?

La bacteria, desde estos reservorios naturales, pasa a colonizar los sistemas de abastecimiento de las ciudades, y a través de la red de distribución de agua, se incorpora a los sistemas de agua sanitaria, ya sea fría o caliente, y a otros que puedan generar aerosoles, tales como duchas, condensadores evaporativos y las torres de refrigeración y las piscinas o bañeras de hidromasaje (spas y jacuzzis).

3. ¿Por qué se llama legionelosis?

Una epidemia de esta enfermedad en Filadelfia, en 1976, principalmente entre participantes de una convención estatal de la Legión Americana, llevó a que se la llamara ‘enfermedad de los Legionarios’. Posteriormente se denominó a la bacteria que provoca la enfermedad Legionella pneumophila y se cambió el nombre de la enfermedad a legionelosis.

Existen dos tipos: Fiebre de Pontiac, más leve, y enfermedad del legionario, que causa neumonía grave.

4. ¿Es grave?

Puede ser una enfermedad respiratoria leve o ser lo suficientemente grave para provocar la muerte. Entre el 10 y el 40% de los adultos sanos tienen anticuerpos que indican una exposición previa al organismo.

5. ¿Cómo se contagia?

Parece ser que la enfermedad se contagia a través del aire, de una fuente de tierra o agua. Hasta la fecha, todos los estudios han indicado que no se produce contagio de persona a persona.

6. ¿Quiénes la contraen?

Cualquier persona de cualquier edad puede contraerla. Sin embargo, afecta principalmente a las de edad avanzada o aquellas con su sistema inmunológico debilitado como consecuencia de una enfermedad o un tratamiento médico. Rara vez se produce en personas sanas.

7. ¿Cuáles son sus síntomas?

Pueden ser similares a los de la gripe: dolores musculares, dolor de cabeza y tos seca, seguidos de fiebre alta, escalofríos y ocasionalmente diarrea. Las radiografías de tórax suelen mostrar neumonía. Su período de incubación varía entre dos y 10 días.

8. ¿Cuál es su tratamiento?

Los antibióticos. El tratamiento comienza tan pronto como se sospecha la enfermedad, sin esperar la confirmación por medio de una prueba de laboratorio.

9. ¿Por qué es difícil de diagnosticar?

La legionelosis suele causar síntomas similares a los provocados por otros organismos, incluyendo el virus de la gripe y otros tipos de neumonía bacteriana. El diagnóstico depende de pruebas de laboratorio muy especializadas que consisten en un cultivo del esputo del paciente o en la detección del organismo en la orina. Las pruebas de laboratorio de rutina no identifican la bacteria legionella.

10. ¿Cómo se vigilan los brotes?

Legionelosis es una enfermedad de declaración obligatoria en España y en Europa, aunque se sospecha que está infradeclarada y, por tanto, infradiagnosticada. España tiene el dudoso honor de ser, junto a Italia y Francia, el país que más casos reporta de toda Europa, según datos del ECDC. Tan solo en 2012 se reportaron 972 casos en nuestro país, solo superado por los 1.300 y 1.200 de Italia y Francia, respectivamente. En total se notificaron 5.852 casos en toda Europa.

Según el EDCD, durante el período 2008-2012 en la Unión Europea, de los 10 últimos brotes seis se dieron en España.