El cordón umbilical es una fuente rica de células
El cordón umbilical es una fuente rica de células - FOTOLIA

La molécula que multiplica por 10 las células del cordón umbilical

El hallazgo facilitará la terapia de trasplante de médula para muchos pacientes con cánceres de la sangre

Actualizado:

El trasplante células madre hematopoyéticas representa en ocasiones una de las últimas opciones de tratamiento para muchos trastornos relacionados con la sangre, como los cánceres hematológicos o de médula ósea; sin embargo, para que un trasplante de este tipo tenga éxito requiere un donante inmunológicamente compatible. Existe otra fuente de células madre hematopoyéticas, el cordón umbilical, aunque desafortunadamente el pequeño número de estas células en sangre de cordón limitaba el uso generalizado de esta fuente en los protocolos de transplante humanos. Hasta ahora porque, según un trabajo que se publica en « Science», gracias a una molécula se podrían multiplicar por 10 el número de estas células presentes en el cordón umbilical y abre la vía para que expandir el trasplante de células madre hematopoyéticas del a muchas más personas.

Los investigadores del Instituto de Investigación en Inmunología y Cáncer (IRIC) en la Universidad de Montreal (Canadá), dirigidos por Guy Sauvageau, han identificado esta molécula entre más de 5.000 compuestos. En su opinión, este hallazgo tiene el potencial de multiplicar por 10 el número de unidades de sangre de cordón umbilical disponibles para el trasplante en humanos y, además, reducirá considerablemente las complicaciones asociadas con el trasplante de células madre. Y, añaden, será particularmente útil para aquellos pacientes no caucásicos para quienes es muy complicado encontrar donantes compatibles.

Fuente de células

La sangre del cordón umbilical de los recién nacidos es una excelente fuente de células madre hematopoyéticas para su posterior empleo en trasplantes de células madre, ya que su sistema inmunológico está todavía inmaduro y las células madre tienen una menor probabilidad de inducir una reacción inmunológica adversa en el receptor. Además, explican los expertos, se evita así la necesidad que la compatibilidad inmunológica entre donante y receptor sea perfecta, a diferencia de un trasplante de médula ósea. Sin embargo, en la mayoría de los casos el número de células madre obtenidas de un cordón umbilical es demasiado baja para poder tratar un adulto, y por ello su uso se limita a la terapia infantil. Los investigadores creen que con la nueva molécula, UM171, será posible multiplicar las células madre en el laboratorio para producir la cantidad suficiente como para tratar a los adultos.

«Gracias a la combinación de esta nueva molécula con una nueva tecnología de biorreactor desarrollada en nuestra universidad es más que posible que miles de pacientes puedan tener acceso a un trasplante de células madre más seguro. Teniendo en cuenta que muchos pacientes que actualmente no se pueden beneficiar de un trasplante de células madre por falta de donantes compatible, este descubrimiento parece ser muy prometedor para el tratamiento de distintos tipos de cáncer de la sangre», asegura Sauvageau.

Los investigadores iniciarán un ensayo clínico en diciembre de 2014 y esperan disponer de resultados dentro de un año. En su opinión, la importancia de este nuevo descubrimiento es tal que, si los resultados son positivos, podrían revolucionar el tratamiento de la leucemia y otras enfermedades relacionadas con la sangre.