Azcuna fue diagnósticado de un cáncer de próstata en 2003
Azcuna fue diagnósticado de un cáncer de próstata en 2003 - ABC

Cáncer de próstata: el más frecuente entre los varones, pero no el más mortal

La mayoría de los pacientes son diagnosticados en edades avanzadas, 70 años, y fallecen por otras causas diferentes al tumor

Actualizado: Guardar
Enviar noticia por correo electrónico

La semana pasada falleció Iñaki Azkuna a los de 71 años de edad como consecuencia de un cáncer de próstata que le había sido diagnosticado en 2003. Y , aunque el cáncer de próstata es el más frecuente entre los varones españoles, no es ni mucho menos el más mortal, matiza Javier Puente, de la Sociedad Española de Oncología Médica (SEOM).

En España se diagnostican cada año más de 25.000 casos, lo que representa el 21% de los tumores entre los hombres, una incidencia similar al resto de países desarrollados. La mayoría, señala este oncólogo, se diagnostica entre los 60 y los 80 años –especialmente entre los 70 y los 75 años-, por lo que se considera una tumor asociado a edades avanzadas. Pero, aunque se calcula que un 30% de los varones de más de 50 años presentan focos de tumor en la próstata, un 97% de ellos no fallecerá por dicho tumor, ya que éste ni se extenderá localmente ni se diseminará a otros órganos.

Detección precoz

Afortunadamente más del 85% de los cánceres de próstata se diagnostican de forma precoz, «lo que se traduce en una alta tasa de curación». En los años 80, reconoce Javier Puente, más del 20% de los tumores eran metastáticos de inicio, es decir, «el cáncer se había extendido a otros órganos y las probabilidades de curación eran mucho más bajas».

El 80% de los pacientes con cánceres de próstata de baja agresividad y muy localizados sobreviven, aproximadamente, más de diez años sin que sea necesario aplicar tratamiento. Esto se debe, asegura este experto a que este tipo de tumor es de lento crecimiento. En algunos casos la enfermedad progresará lentamente sin que produzca síntomas hasta que llegue a fases avanzadas, pudiendo tardar años en hacerlo. En otros casos el cáncer de próstata nunca provocará síntomas, indica Puente.

Tratamientos

Cada paciente es diferente, comenta este oncólogo. Según los datos del informe Globocan, aproximadamente un 65,5% de los pacientes que sufre un cáncer de próstata en España sobreviven más de 5 años. En España fallecen aproximadamente unos 6.000 hombres al año por su causa (el 10% de todas las muertes por cáncer masculino y el 2,8 % del total de muertes entre los hombres). Es la tercera causa de muerte por cáncer en el sexo masculino, tras el cáncer de pulmón y el colorrectal.

La mortalidad en España, comparada con el resto de países desarrollados, se puede considerar baja (tasa ajustada mundial en 2002: 15 muertes/ 100.000 habitantes/año). Su tendencia es a disminuir desde mediados de los años 90.

Es precisamente la identificación precoz del cáncer lo que ha aumentando la supervivencia, aunque el uso de técnicas como la detección del antígeno prostático específico (PSA), la prueba diagnóstica objetiva de mayor ayuda para establecer la sospecha de cáncer de próstata, sigue siendo controvertida ya que puede producir un sobretratamiento. Sin embargo, gracias a ella se puede tratar muchos más tumores, asegura Javier Puente, y combinado con los importantes avances terapéuticos de los últimos años, cirugías más específicas, radioteraapia -braquiterapia- y nuevos medicamentos, se puede afirmar que el cáncer de próstata es tiumor curable en la mayoría de los casos.

En los últimos años, dice el experto de la Seom, el arsenal terapéutico disponible para el cáncer de próstata ha crecido de una manera muy significativa, multiplicando las alternativas de tratamiento, hasta ahora relativamente escasa, que tenían los pacientes con enfermedad metastásica. «Hasta 6 fármacos se han incorporado para el tratamiento del cáncer de próstata metastático», apunta, lo que ha supuesto un avance incluso para aquellos tumores «biológicamente más agresivos que tenían una respuesta escasa a los tratamientos hormonales existentes lo que significaba una mala evolución a largo plazo».

Como conclusión, Puente afirma muchas personas que han sido diagnosticadas por un cáncer de próstata, «posiblemente fallecerán por una causa diferentes, como una enfermedad cardiovascular, ya que debido a la edad media del diagnóstico, más de 70 años, pueden estar muchos años viviendo y con calidad de vida».