La OMS cree que los esfuerzos para curar la tuberculosis son insuficientes
Una mujer recibe su medicación para la tuberculosis en Etiopía - WHO
DÍA MUNDIAL DE LA TUBERCULOSIS

La OMS cree que los esfuerzos para curar la tuberculosis son insuficientes

En España el número de casos sigue en descenso, aunque en 2012 se realizaron 6.046 diagnósticos

ABCSALUD
Actualizado:

La tuberculosis es curable, pero los esfuerzos que se realizan en la actualidad para encontrar, tratar y curar todos los enfermos son insuficientes. De los nueve millones de personas que contraen la tuberculosis cada año, una tercera parte queda «desatendida» por los sistemas de salud. Una gran parte de esos tres millones pertenecen a las comunidades más pobres y vulnerables, o marginadas, del mundo, como los migrantes, los refugiados y desplazados internos, los reclusos, los pueblos indígenas, las minorías étnicas o los consumidores de drogas.

Por este motivo la Organización Mundial de la Salud (OMS) y la Alianza Alto a la Tuberculosis promueven eel Día Mundial de la Tuberculosis, que ofrece a las personas afectadas y a sus comunidades, a los gobiernos, a las organizaciones de la sociedad civil, a los profesionales sanitarios y a los asociados internacionales la oportunidad de propugnar nuevas medidas para «atender»a esos 3 millones de pacientes.

Desafíos futuros

Porque la carga mundial sigue siendo enorme y quedan importantes retos por superar.

- Se calcula que en 2012 hubo 8,6 millones de nuevos casos de tuberculosis y 1,3 millones de muertes por esta causa.

- Más del 95% de esas muertes se producen en los países de ingresos bajos y medios. Las comunidades pobres y los grupos vulnerables son los más afectados, aunque esta enfermedad transmitida por vía respiratoria supone un riesgo para todos.

- La tuberculosis se encuentra entre las tres principales causas de muerte en mujeres de 15 a 44 años.

- Se calcula que en 2012 hubo 500 000 casos en niños, 74 000 de ellos mortales.

Los desafíos establecidos para manejar esta pandemia pasan por atender a los cerca de 3 millones de personas (una tercera parte de los enfermos de tuberculosis) que están «desatendidas» por los sistemas de salud, y progresar en el manejo de la tuberculosis multirresistente (TB-MR), donde los avances son lentos: 3 de cada 4 casos de TB-MR quedan sin diagnosticar, y cerca de 160.00 de los casos de TB-MR notificados a la OMS en 2012 no recibieron tratamiento. Además, hay que aumentar la dispensación de tratamiento antirretrovírico a los pacientes con tuberculosis e infección conocida por el VIH si queremos cumplir la recomendación de la OMS de que todos esos pacientes reciban dicho tratamiento rápidamente.

Menos casos en España

En España, según los últimos datos recogidos por la OMS y el ECDC (European Centre for Disease Control), la tuberculosis continúa descendiendo, aunque sigue siendo una de las infecciones más mortíferas del mundo. En 2012 se notificaron 6.046 casos de tuberculosis, lo que corresponde a una incidencia para ese año de 13,1 casos por 100.000 habitantes y significa una disminución del 11% de los casos respecto a 2011. El descenso más acusado se dio en la tuberculosis pulmonar y aunque también se observa una mejora en los indicadores relativos a la tuberculosis infantil, los expertos aconsejan ser cautos en este aspecto. Por otro lado, se registró un ligero aumento en la tasa de meningitis tuberculosa.Tres de cada 4 casos de tuberculosis multi-resistente quedan sin diagnosticar

La tuberculosis es una infección bacteriana que se transmite por vía respiratoria, en un 70-80% de casos aproximadamente anida a nivel pulmonar, pero puede causar lesiones en cualquier órgano del cuerpo. Los síntomas más frecuentes son la tos, la expectoración (que puede ser con sangre), la fiebre, el cansancio y la pérdida de peso. En palabras de Jaime Esteban, de la Sociedad Española de Enfermedades Infecciosas (SEIMC), «la tuberculosis es una enfermedad que dista de estar erradicada, tanto en el mundo como en nuestro país, por lo que es importante mantener un alto índice de sospecha en todas las personas que, por historia personal y/o factores ambientales o sociales, se hallen en una situación de riesgo elevado».

La medida fundamental de control de la enfermedad es el diagnóstico precoz y el tratamiento adecuado de los casos, seguida, siempre que sea posible, del censo y estudio de los contactos. Según Francisca Sánchez, de la SEIMC, « el estudio de contactos deberá ser tan amplio como aconseje el grado de contagiosidad de caso índice y el tiempo que haya demorado su diagnóstico. La historia clínica detallada y exploraciones complementarias como la prueba de la tuberculina y la radiografía de tórax forman parte de la estrategia básica en los estudios de prevención de la tuberculosis».

Pan Nacional

El grupo de estudio de micobacterias de SEIMC (GEIM) mantiene un esfuerzo constante para llamar la atención de las autoridades sanitarias españolas en la consecución de un objetivo común: que los programas de control y prevención de la tuberculosis desarrollados por las distintas Comunidades Autónomas puedan homogeneizarse y converger en un plan directo de ámbito nacional dirigido a la erradicación de la tuberculosis. Sánchez opina que de este modo, a semejanza de lo que ha sucedido con otras experiencias coordinadas por un plan nacional, el Plan Nacional de la Tuberculosis sería la vía para conseguir los objetivos exigidos por la OMS para 2015. «En estos objetivos también está implicada Europa, puesto que consisten en detener e invertir la incidencia mundial de la tuberculosis y reducir a la mitad el número de fallecimientos por la enfermedad desde que fue declarada emergencia sanitaria mundial en 1990».