Células de la piel reprogramadas en células cardiacas con capacidad de latir
Células de la piel reprogramadas en células cardiacas con capacidad de latir - Haixia Wang/Gladstone Institutes

Crean células cardiacas latentes a partir de células de la piel

Un cóctel molecular transforma las células de la piel en células del corazón con capacidad de latir

Actualizado:

La enfermedad cardiovascular es la principal causa mundial de muerte en el mundo, pero también de discapacidad. Si bien es cierto que los recientes avances en la ciencia y la medicina han mejorado las posibilidades de sobrevivir a un ataque al corazón, la calidad de vida de muchas de estas personas es muy mejorable, debido a que viven con una insuficiencia cardiaca, que limita su vida.

La medica lleva años trabajando en mitigar el daño cardiaco, pero también en regenerar el daño producido por un infarto. Y, gracias a la reprogramación celular, cada vez está más cerca de regenerar el corazón. Un nuevo paso lo han dado en el Instituto Gladstone, en EE.UU. al haber transformado células de la piel o epiteliales en células muy similares a las cardiacas. El nuevo método, que se describe en « Cell Reports», permite la reprogramación completa de una manera eficiente para transformar las células de la piel en células del músculo cardiaco casi idénticas. Y aunque los resultados se han obtenido en modelos animales, ofrecen una nueva vía de regenerar el músculo lesionado tras un ataque al corazón.

Según explica Deepak Srivastava, coordinador del trabajo, la reprogramación de las células de la piel en células del corazón precisa la introducción de distintos factores genéticos para estimular el proceso de reprogramación. Sin embargo, los científicos, hasta ahora los investigadores se han topado con la dificultad de aplicar este método a la clínica. Por eso, el equipo que ha dirigido Sheng Ding, ha adoptado un enfoque un tanto diferente.

Contracción-relajación

«Los científicos han demostrado previamente que la inserción de entre cuatro y siete factores genéticos puede transformar una célula de la piel siendo en una célula cardiaca latente -explica Ding-. Pero nosotros hemos tratado de eliminar la dependencia de este tipo de manipulación genética».

Así, extrajeron células de la pie de ratones adultos con el fin de probar si una serie de compuestos químicos podía hacer la función de los factores genético. Ding y su equipo ya habían empleado anteriormente estos compuestos químicos para reprogramar células de la piel y transformarlas en neuronas y, más recientemente, en células del páncreas productoras de insulina.

Y después de probar varias combinaciones de estos compuestos, los expertos se han quedado con un pequeño cóctel de 4 moléculas, que han denominado SPCF. Y, tal y como explica otro de los autores, Haixia Wang, «estas células recién reprogramadas poseen las características de contracción-relajación propias de las células cardíacas maduras, aunque la transformación no fue completa».

Las células mostraron los mismos patrones de activación de genes y de señalización eléctricos observados en los ventrículos del corazón

Así , Ding y Wang decidieron añadir al cóctel molecular un factor genético, denominado Oct4 . Y ¡eureka!, las células reprogramadas eran totalmente idénticas a las células cardíacas latientes. «Una vez que añadimos Oct4 , observamos grupos de células que latían después solamente 20 días», explica Ding. Además, comenta, «estas células mostraron los mismos patrones de activación de genes y de señalización eléctricos observados en los ventrículos del corazón».

Los investigadores creen que estos resultados podrían sugerir un método más eficiente para la reprogramación , como las células del corazón ventricular son el tipo de células perdidas típicamente durante un ataque al corazón. «El hecho de que la combinación de Oct4 y el cóctel de moléculas parece generar células del corazón latentes es realmente alentador», asegura Joseph Wu, Director del Instituto Cardiovascular de Stanford, quien no participó en el estudio.