El «cuidado canguro» consiste en utilizar el calor del cuerpo de la madre para mantener a sus bebés calientes
El «cuidado canguro» consiste en utilizar el calor del cuerpo de la madre para mantener a sus bebés calientes - rocío ruz

El contacto entre la madre y el bebé prematuro tiene efectos beneficiosos pasados los 10 años

Tienen unas mejores habilidades cognitivas y ejecutivas

Actualizado:

El contacto entre la madre y el bebé prematuro tiene efectos beneficiosos para el menor pasados los diez años, según ha mostrado un estudio dirigido por el profesor de la Universidad de Bar-Ilan (Israel), Ruth Feldman, y publicado en la revista « Biological Psychiatry».

En concreto, los investigadores compararon la atención en una incubadora estándar con la técnica llamada «cuidado canguro», desarrollada para gestionar el riesgo de hipotermia en los bebés nacidos prematuramente y que consiste en utilizar el calor del cuerpo de la madre para mantener a sus bebés calientes.

Tras analizar a 73 madres y a 73 prematuros, los expertos comprobaron que durante el primer semestre del año de vida, los bebés que habían tenido contacto con sus madres tenían unas mejores habilidades cognitivas y ejecutivas en las pruebas que realizaron entre los seis meses y los diez años. De esta forma, a los diez años los niños eran más organizados, mejoraron su respuesta neuroendocrina al estrés, el funcionamiento del sistema nervioso autónomo era más maduro y tenían un mejor control cognitivo.