La lactancia los hace más listos

Prolongar la lactancia más alla de los 12 meses parece tener indudables beneficios para los niños

Actualizado:

Un estudio que se publica en JAMA Pediatrics asegura que la lactancia materna está asociada con un mejor lenguaje receptivo a los 3 años de edad y una mejor inteligencia verbal y no verbal a la edad de 7 años. Los datos de este trabajo, realizado en el Hospital Infantil de Boston (EEUU) apoyan la relación entre la lactancia materna y los beneficios para la salud en la infancia, aunque hasta ahora había menos evidencias científicas de la relación entre la lactancia materna y a un mejor desarrollo cognitivo.

Los autores de este trabajo, coordinados por Mandy B. Belfort, han evaluado la relación existente entre la duración y la exclusidad de la lactancia y con el desarrollo cognitivo infantil en niños de entre 3 y 7 años; además, los investigadores tuvieron en cuenta la introducción del pescado durante la lactancia materna y cómo ello se asociaba con la alimentación infantil y la cognición a largo plazo.

Los datos mostraron que a mayor duración de la lactancia materna mayor puntuación a la edad de 3 años en el Peabody Picture Vocabulary Test y mejores resultados en la Prueba de Inteligencia Breve Kaufman a la edad de 7 años. Sin embargo, la resultados no eran mejores en los test de memoria y aprendizaje.

En cuanto a la ingesta de pescado (menos de dos porciones por semana frente a dos o más), la relación entre la duración de la lactancia materna y la evaluación de las habilidades motoras visuales a los 3 años de edad parece ser más fuerte en los niños de madres con mayor consumo de pescado, aunque este resultado no era estadísticamente significativo.

«Nuestros resultados apoyan una relación causal de la lactancia materna en la infancia con el lenguaje receptivo a los 3 años y con el cociente de inteligencia verbal y no verbal en la edad escolar. Estos datos respaldan las recomendaciones para promover la lactancia materna exclusiva hasta los seis meses y su mantenimiento por lo menos hasta el primero año de edad», concluyen.

Sin continuidad

Para Dimitri A. Christakis, del Hospital Infantil de Seattle (EEUU), «el problema actual no es tanto que la mayoría de las mujeres no inicien la lactancia materna, sino que no se mantiene». En EEUU, el 70 por ciento de las mujeres dan el pecho a sus hijos; sin embargo, a los seis meses, sólo el 35 por ciento la continúa», escribe en un editorial en el que pide que se habiliten áreas en los trabajos para dar el pecho, o que se desestigmatice la lactancia materna en lugares públicos.

En España, según el estudio Hábitos de Lactancia en España, muestra que un 89% de las madres dan o han dado el pecho a su hijo. En el 11% de las que no han dado el pecho, el principal motivo es haber tenido problemas con lactancias anteriores. El estudio también desvela que, por grupo de edades, las tasas de lactancia materna van descendiendo desde un 69% en el grupo de 0-3 meses hasta un 18% en el grupo de 19 a 24 meses. En la mayor parte de los casos las madres dejan de dar el pecho antes de que el niño cumpla un año (89%), y se establece la media de edad del destete en los 6 meses. Y, entre las madres que en el momento de la encuesta están dando lactancia mixta, es decir combinan leche materna y artificial (46%), el principal motivo para haber introducido la leche artificial fue la obligación de incorporarse al trabajo.

Nos sobran motivos para dar el pecho

a salud del bebé y considerar la lactancia la mejor forma de alimentarle, son las principales motivaciones para dar el pecho. El principal beneficio de la lactancia para el bebé, es que lo protege de enfermedades e infecciones (81%) y para ellas, como madres, que es el método más natural (78%) y una satisfacción personal (50%).Por el contrario, el principal inconveniente que las madres perciben en la lactancia se basa en la relación con el entorno: complicación con la actividad laboral (48%), seguido de dificultad de dar el pecho en lugares públicos (43%).Respecto a la toma de la decisión de dar el pecho, el 65% de las madres reconoce que la decisión de dar el pecho a su bebé la tomaron ellas mismas, sin destacar la influencia de ningún profesional sanitario en este momento. No obstante, del personal sanitario, quién más influencia tiene en primer lugar es la matrona (55%). El pediatra se convierte en el segundo profesional mencionado con mayor intensidad, y especialmente destacado después del parto.